La protectora de Paterna logró realojar 1.286 perros y sacrificó 9 en cuatro años

Voluntarios de la protectora, en uno de los proyectos realizados con perros y mayores. :: lp/
Voluntarios de la protectora, en uno de los proyectos realizados con perros y mayores. :: lp

La entidad que ahora trata de evitar que el servicio de recogida se conceda a una «perrera» realizó más de 300 esterilizaciones

MARINA COSTA

La gestión de Modepran durante los cuatro años que estuvo al cargo de la gestión del servicio de recogida de animales en Paterna permitió realojar 1.286 perros que salieron en adopción, acogida o devolución al propietario. Durante este periodo, «únicamente se eutanasiaron 9 animales por las terribles condiciones físicas en las que se encontraban. Fueron casos extremos», según detallaron ayer fuentes de la entidad.

Los datos del trabajo realizado por la protectora en la población arroja un balance global de 2.013 animales atendidos, de los que 1.363 eran perros, 395 gatos y 255 animales raros o poco habituales, como son cerdos vietnamitas (la mayoría se realojó en granjas escuela), serpientes, burros, caballos atropellados o aves que se encontraban heridas, como gallos de pelea, entre otras.

Otro aspecto que puede extraerse de este periodo de gestión son las «más de 300 esterilizaciones que se efectuaron con medios económicos recabados exclusivamente por la protectora y sus colaboradores», un mecanismo «muy necesario porque evita muchas camadas indeseadas, regalos de animales que luego no se pueden cuidar y acaban en la calle y que luego generan accidentes o mueren porque son atropellados», según recalcaron fuentes de la protectora.

Las esterilizaciones «evitan muchos problemas posteriores y ahorran, a la larga, mucho dinero a un ayuntamientos en actuaciones posteriores». Los representantes legales de la protectora, que hasta julio de este año estaba encargada del servicio en Paterna, están analizando todas las alternativas para evitar que el ayuntamiento acabe adjudicando el servicio «a una perrera que acumula denuncias por maltrato y sacrificios».

El consistorio frenó, precisamente, el proceso de adjudicación a esta firma que resultó ganadora del concurso público. De momento, está a a la espera de un dictamen solicitado al Ministerio de Administraciones Públicas que determine si existe algún impedimento técnico que pueda frenar la adjudicación como tal.

La alcaldesa de Paterna, Elena Martínez, ya anunció hace unos días que el consistorio modificará la actual ordenanza municipal sobre Protección de Animales de cara a eliminar cualquier resquicio legal que permita «el sacrificio animal».

Ayer los representantes de la protectora y responsables del ayuntamiento mantuvieron una reunión para plantear «argumentos legales que se pueden usar» para resolver el conflicto.

La protectora presentó una primera alegación pero, posteriormente, «ha añadido dos más que el consistorio también ha remitido a la junta consultiva del Ministerio. El servicio prorrogado lo sigue realizando Modepran y el ayuntamiento está a la espera del informe, por lo que no se podrá tomar ninguna decisión hasta que llegue la resolución». La empresa ganadora del concurso podría pedir al ayuntamiento una indemnización por daños.

 

Fotos

Vídeos