Una obispa para Ingrid de Noruega

La princesa, ataviada con el traje tradicional noruego. Debajo, en una excursión veraniega con sus padres. / reuters
La princesa, ataviada con el traje tradicional noruego. Debajo, en una excursión veraniega con sus padres. / reuters

La primogénita de Haakon y Mette Maritrecibe hoy la confirmación ante su padrino, el Rey Felipe VI

ARANTZA FURUNDARENA

Confirmación por partida doble. Se confirma la princesa Ingrid Alexandra de Noruega. Y se confirma también la presencia en el acto del Rey Felipe VI, uno de sus padrinos de bautismo. La ceremonia tendrá lugar hoy a las doce del mediodía en la capilla del Castillo Real de Oslo y será retransmitida en directo por dos canales de televisión noruegos. Ingrid, de 15 años, es la primogénita de Haakon Magnus y Mette Marit, la nieta mayor del conocido rey Harald, que compitió este verano en la regata de Palma, y es también sobrina de la princesa Marta Luisa, de quien se puede confirmar casi con total seguridad que no asistirá al evento con su actual pareja, el extravagante chamán Durek Verret. Al menos, él no figura en la lista oficial de invitados.

Sí estarán todos los padrinos de Ingrid Alexandra: Victoria de Suecia, Federico de Dinamarca, Marta Luisa de Noruega (tía paterna de la joven), Marit Tjessem, su abuela materna, y, por supuesto, don Felipe, amigo personal de Haakon Magnus. Fue precisamente el príncipe noruego quien le presentó a Eva Sannum, la publicista con la que el ahora Rey acudió a la boda de Haakon y Mette Marit, hace 18 años.

De fe cristiana luterana, la Iglesia de Noruega está financiada por el erario público y admite el matrimonio entre personas del mismo sexo. No contempla la confirmación como sacramento, pero sí como ceremonia eclesiástica. No es obligatoria para acceder a la eucaristía, pero sí requiere de una preparación rigurosa: ocho meses de estricta instrucción y un peliagudo cuestionario que el cristiano debe responder el día de su confirmación. Se ignora si Ingrid será sometida hoy a esa especie de 'examen oral', pero sí se sabe que la ceremonia será oficiada por una obispa, Helga Haugland, junto al obispo de Oslo.

Amante de los animales

Ingrid, que cumplió 15 años el pasado 21 de enero, es una adolescente pecosa y risueña de pelo castaño. En 2016 fue la encargada de encender la llama de los Juegos Olímpicos de Invierno de la Juventud en Lillehammer. Cuentan que es aficionada a dibujar y a leer, que toca el piano, esquía, surfea, practica 'kick boxing' y siente debilidad por los animales. En su cuenta de Instagram (todavía de corte infantil y familiar) se la puede ver dando de comer a las focas o acariciando a sus perros, «sus mejores amigos», según ha escrito su madre. Tiene un hermano menor, Sverre Magnus, y un hermano mayor por vía materna llamado Marius Borg, el hijo que Mette Marit tuvo antes de emparentar con la corona noruega. Como futura heredera al trono, estaba destinada a asistir a un centro público de enseñanza. Sin embargo, en contra de la tradición, estudia en la Escuela Internacional de Bekkestua, un colegio privado de Oslo.

Sin llegar a ser considerada una 'it girl', Ingrid ya ha apuntado maneras como creadora de tendencias. El verano pasado dio mucho que hablar por acudir a la misa solemne del cincuenta aniversario de boda de sus abuelos con un vestido de cóctel de largo 'midi' combinado con unas rompedoras zapatillas deportivas. Justo lo opuesto al 'bunad' que lucirá hoy en su confirmación, un traje tradicional noruego del siglo XIX en cuyo diseño ha participado su abuela paterna. Terminada la ceremonia, Harald y Sonia ofrecerán un almuerzo en honor a su nieta en el palacio real de Oslo, donde los banquetes se sirven a menudo en su famosísimo salón de baile.