Nueva vida de la Campanario

CLÍNICA EN LLORET.

Tras una etapa muy complicada debido a sus problemas de salud, María José Campanario, mujer de Jesulín de Ubrique, se ha reincorporado a la actividad laboral como odontóloga en una clínica dental de Lloret de Mar. El trabajo en la localidad de la Costa Brava le obliga a permanecer durante la semana alejada de su marido y de sus dos hijos, Julia y Jesús, de 16 y 12 años. Pero, según ha dicho, «el esfuerzo merece la pena».