Decathlon recicla pelotas de tenis, frontenis, pádel y squash para fabricar su nueva línea de chanclas

Decathlon recicla pelotas de tenis, frontenis, pádel y squash para fabricar su nueva línea de chanclas

La contribuye así a reducir el uso de materias primas para la fabricación de chanclas, así como a crear conciencia entre los usuarios sobre la necesidad y los beneficios de la economía circular

LAS PROVINCIAS

Decathlon ha puesto en marcha el proyecto #DOBLEREBOTE para recuperar el material de las pelotas de tenis, frontenis, pádel y squash, evitando que termine en la naturaleza y dañe el medio ambiente, y convertirlo en materia prima reciclada para fabricar la suela de sus chanclas Reciflop.

Según datos de Ecovidrio, cada año se lanzan al mercado alrededor de 300 millones de pelotas de tenis en todo el mundo, cuya degradación natural puede durar varios siglos. Nos encontramos, por tanto, ante un grave problema medioambiental que afecta también a la vida de las personas.

Gracias al proyecto #DOBLEREBOTE, pionero en España, Decathlon garantiza una segunda vida para estas pelotas de tenis pero también de frontenis, pádel y squash, desechadas por los usuarios, reduciendo así el impacto ambiental de un producto que de otra forma terminaría en un vertedero.

Decathlon

Cómo participar

Para ello, la compañía ha colocado contenedores en 155 tiendas de toda España para que los usuarios depositen en ellos las pelotas de tenis, frontenis, pádel y squash que ya no utilizan. Posteriormente, Decathlon las envía a sus centros de producción donde recuperan el caucho, un componente común en todas ellas, y lo convierten en una materia prima reciclada con la que fabrican las suelas de sus chanclas Reciflop, mejorando su adherencia y durabilidad.

En 2017, casi el 60% de sus ingenieros recibieron formación para evaluar el impacto ambiental de los productos que desarrollan.

Para Decathlon, el eco diseño es un elemento clave en su compromiso por reducir el impacto ambiental y, a día de hoy, la compañía cuenta con 705 artículos eco diseñados, ha reforzado su apuesta por potenciar el uso de materiales reciclados y sostenibles, invertir en nuevas formas de reducir los recursos e incorporar nuevas tecnologías en sus productos.

Un ejemplo de este compromiso es que Decathlon ocupa el puesto número cinco en el ranking mundial de uso de algodón biológico, procedente de una agricultura y manufactura mucho más respetuosa con el medio ambiente.

A través de #DOBLEREBOTE, Decathlon contribuye a reducir el volumen de residuos a vertedero, las emisiones de dióxido de carbono y el uso de materias primas para la fabricación de chanclas. Y no sólo eso, sino que también hace partícipes a sus usuarios en su compromiso por reducir la contaminación directa y las emisiones de CO2, creando conciencia sobre la necesidad y los beneficios de la economía circular.

Fotos

Vídeos