La ministra color azul eléctrico

Teresa Bellanova, con su vestido azul, en la toma de posesión como ministra de Agricultura. / L. Mistrulli
Teresa Bellanova, con su vestido azul, en la toma de posesión como ministra de Agricultura. / L. Mistrulli

A la nueva titular italiana de Agricultura le han criticado su estilismo... y ella ha respondido

DARÍO MENOR

En la semana que lleva como ministra de Agricultura del nuevo Gobierno de Italia, Teresa Bellanova ha demostrado que es una mujer segura de sí misma. Cuando se presentó el 5 de septiembre en el Palacio del Quirinal, sede de la Presidencia de la República, luciendo un elegante vestido color azul eléctrico con volantes para jurar su cargo en la solemne ceremonia presidida por el jefe del Estado, Sergio Mattarella, Bellanova acaparó muchas miradas. No tardaron en aparecer los comentarios en las redes sociales criticándola por haber elegido una indumentaria que algunos consideraron demasiado llamativa. Tampoco faltaron los ataques por su escasa formación académica (sólo tiene el graduado escolar) y por haber trabajado como jornalera. «Imagina encontrártela de noche», escribió en su perfil en las redes sociales Tommaso Scatigna, alcalde de un pequeño pueblo de la región sureña de Apulia y miembro del partido ultraderechista Hermanos de Italia. Daniele Capezzone, antiguo portavoz de Forza Italia, la formación política de Silvio Berlusconi, compartió por su parte una foto de la nueva ministra con el siguiente texto: «¿Carnaval? ¿Halloween?».

Bellanova, de 61 años, ha dejado claro que le resbalan estos comentarios sobre su físico, su modo de vestir y su supuesta incapacidad para llevar adelante el ministerio. «No pierdo el tiempo leyendo críticas. No puedo perder el tiempo con los rencorosos», dijo en una entrevista, recordando que nunca ha ocultado que no pudo seguir estudiando porque empezó a trabajar siendo muy joven. Para tratar de zanjar la polémica, publicó una foto en su perfil en redes sociales en la que se le ve luciendo un vistoso vestido de lunares y defendiendo el derecho a vestir y a ser como le dé la gana.

«La verdadera elegancia es respetar el estado de ánimo y yo me sentía azul eléctrica»

«La verdadera elegancia es respetar el propio estado de ánimo», escribió la nueva ministra, explicando que en el día de la jura del cargo ante Mattarella en el Palacio del Quirinal se sentía «entusiasta, azul eléctrica y con volantes, y así me presenté. Sincera como una mujer».

Diputada del Partido Democrático (PD, centro izquierda) muy cercana al exprimer ministro Matteo Renzi, Bellanova ha sabido aprovechar la polvareda mediática para contar a los cuatro vientos que una de sus prioridades va a ser la lucha contra la explotación laboral de los jornaleros. Ella misma sufrió de joven esta lacra y la ha combatido durante décadas como sindicalista en Apulia. Las críticas también la han servido para recoger una cascada de mensajes de apoyo, partiendo del primer ministro, Giuseppe Conte, y del líder de su formación política, Nicola Zingaretti. También desde el mundo de la moda la han defendido. «Un vestido perfecto para su silueta y magistralmente combinado», comentó el experto en estilismo Enzo Miccio. Hasta los franciscanos de Asís decidieron meterse en el fango de las discusiones en las redes sociales para apoyarla: «Basta de insultos y de palabras de odio. Querida Teresa Bellanova, lleva contigo las historias de nuestros jornaleros, lleva contigo las historias de los que se parten la espalda para salir adelante».