La invasión de las bermudas

Don Felipe, en la pasada edición de la Copa del Rey, al timón del 'Aifos 500', con el que este verano volverá a regatear en aguas de la isla. / efe
Don Felipe, en la pasada edición de la Copa del Rey, al timón del 'Aifos 500', con el que este verano volverá a regatear en aguas de la isla. / efe

Mañana comienza la 38 Copa del Rey Mapfre en Palma de Mallorca con el feminismo y la sostenibilidad por banderas

ARANTZA FURUNDARENA

Los barcos velan armas en sus pantalanes. Atiborrado de mástiles, el Real Club Náutico de Palma parece un bosque en invierno. Pero hace un calor que funde y ese paisaje anticipa el inicio de otro verano real en Mallorca y el comienzo de la regata más apabullante del Mediterráneo. Con 132 veleros de 25 países, 2.000 tripulantes y más de 3.000 invitados, la 38 Copa del Rey Mapfre está a punto de soltar amarras. Tras dos jornadas de entrenamientos, la competición arranca mañana. Un año más, veremos al rey Felipe al timón del 'Aifos 500', llegará el tradicional posado de la Familia Real, la recepción a la sociedad civil en la Almudaina... Sin embargo, este podría ser un verano distinto. Hay como cierto runrún en la isla. Este podía ser por fin el verano del flechazo definitivo entre doña Letizia y Mallorca.

Atentos siempre a las señales, los mallorquines han observado que las visitas de la Reina se han multiplicado en los últimos meses. Desde las vacaciones estivales del año pasado, ha estado cuatro veces en Palma, incluida la misa de Pascua. Su próxima llegada, prevista para mediados de esta semana que viene, sería la quinta... Además, si la falta de Gobierno y lo que algunos llaman ya 'la agenda Sánchez' no lo impiden, la Familia Real podría quedarse este año en Marivent quince días (el doble de lo habitual), y sería una ocasión excelente para comprobar si, como dicen algunos, doña Letizia le ha 'agafat es gust' (cogido el gusto) a la isla.

Kyril de Bulgaria hace tiempo que sucumbió al encanto de la mayor de las Baleares. Se lo contagió Rosario Nadal, con la que tiene tres hijos. Se divorció de ella, pero no de su isla natal. El príncipe de Preslav nunca falta a su cita veraniega. Su famosa 'tableta de chocolate' (unos abdominales de escándalo) causa admiración cada vez que surca las transparentes aguas de Es Trenc con su tabla de windsurf. Este año además, como premio a su fidelidad, Kyril va a recibir el trofeo 'Mallorquín de verano' de manos de Toni Ferrer, director del mítico hotel Valparaíso. Oficiada por el prestigioso relaciones públicas Tommy Ferragut, la fiesta de los 'Mallorquines de Verano' se ha convertido ya en un codiciado 'must' del agosto palmesano. Otro que le ha 'gafat es gust' a Mallorca es el actor Orlando Bloom, que esta semana ha estado navegando con Katy Perry alrededor de la isla.

Este verano los mallorquines anticipan un flechazo entre doña Letizia y Mallorca

Don Juan Carlos, en Finlandia

Apenas recuperada de la boda del futbolista Gareth Bale, que duró tres días, Mallorca ha iniciado la cuenta atrás para el enlace de uno de sus hijos predilectos: Rafa Nadal. Pero sobre esto reina un hermetismo total. «Al final, seguro que todo será más sencillo de lo que muchos se creen», opina un mallorquín. Rafa está en Manacor, recién llegado de su periplo en yate por Sicilia junto a sus amigos de la infancia. No suele dejarse ver por el Club Náutico aunque, como recuerda Alejandro Varela, director de comunicación de la Copa del Rey Mapfre: «Está invitado, como todos los años».

Quien tampoco regateará este año en la Bahía de Palma es el Rey emérito, que en esas fechas viajará a Finlandia para defender con el 'Bribón 500' su título de campeón del mundo en la clase '6 metros'. Sí volverá Harald de Noruega. Y se encontrará con una regata más paritaria (12 barcos tripulados exclusivamente por mujeres) y sostenible (libre de plástico) de lo que seguramente recuerda. Por el Real Club Náutico de Palma, presidido por Javier Sanz, se cruzarán profesionales de la vela de todo el planeta, cocineros tan universales como Berasategui y modelos internacionales como Andrés Velencoso, que este año actuará como embajador de BMW. Comienza ya esa semana en la que Mallorca es invadida por las bermudas.