El hijo del 'Boss' se hace bombero

MARCADO POR EL 11-S.

Los atentados del 11 de septiembre de 2002 marcaron a la familia Springsteen. El 'Boss' homenajeó a las víctimas con el álbum 'The rising' y, 17 años después, su hijo pequeño, Sam Ryan, se ha convertido en bombero inspirado por la valentía del Cuerpo aquel fatídico día. «Felicidades... Seguiste tus sueños... Mantente a salvo... Ama a tu valiente corazón», publicó en Instagram Patti Scialfa, su madre, junto a una imagen del joven.