La elección de la viuda de Piëch

HERENCIA O BODA

. La viuda de Ferdinand Piëch, el ejecutivo que hizo grande a Volkswagen, no se podrá volver a casar si quiere disfrutar de la parte que le corresponde de los 5.100 millones de la fortuna de su marido, fallecido el pasado sábado. Según el testamento, la viuda lo perdería todo si se vuelve a matrimoniar. Úrsula (de 63 años, 20 más joven que Ferdinand) fue contratada en 1982 por la entonces esposa de Piëch, Marlene Porsche, como niñera.