Las sociedades musicales de Valencia reciben la Medalla de Oro de la Ciudad

Miguel Hernández, presidente de la entidad, saluda tras recoger la medalla. / m.anuel molines
Miguel Hernández, presidente de la entidad, saluda tras recoger la medalla. / m.anuel molines

Entre los galardonados también se encontraban Teresa Meana, Avelino Corma, Quiero Corredor, José García Poveda y el trinquete Pelayo

OCTAVIO HERNÁNDEZ BOLÍN

valencia. 'La Unión hace la fuerza'. Ese fue el pensamiento que impulsó a las seis entidades fundadoras a crear la Coordinadora de Sociedades Musicales Federadas de la ciudad de Valencia -COSOMUVAL- allá por 1983. Sus objetivos eran aunar posturas, compartir experiencias y tener una posición conjunta a la hora de dialogar tanto con el propio ayuntamiento como con otras entidades que también solicitan sus servicios. Ayer, ese esfuerzo fue recompensado con una medalla de oro del Ayuntamiento de Valencia.

En la actualidad, la Coordinadora de Sociedades Musicales Federadas de la Ciudad de Valencia está formada por 26 entidades que agrupan a un total de 2.500 músicos activos. En sus escuelas de música se imparte enseñanza musical a más de 3.400 educandos y se proporciona empleo a casi 400 profesores. Además estas sociedades aglutinan más de 6.000 socios.

El acto de entrega de la Medalla de Oro de Valencia, junto a otras distinciones como el nombramiento de los Hijos Adoptivos y Predilectos, tuvo lugar ayer en el salón de plenos del Consistorio.

26 entidades forman la coordinadora que agrupa a más de 2.500 músicos en activo

Minutos después del solemne acto, su presidente desde 2011 Miguel Hernández, se reconocía feliz: «Es un gran honor para nosotros recibir este reconocimiento. Somos conscientes de la labor que desarrollamos en nuestros respectivos barrios y pedanías y lo importantes que somos para muchos de nuestros vecinos y -por qué no decirlo- para el engranaje cultural de la ciudad. Potenciamos la vida cultural, lúdica y educativa de nuestros respectivos barrios aportándoles algo de lo que antes carecían».

Para este momento, Hernández ha querido rodearse de su junta directiva y de antiguos presidentes y directivos de COSOMUVAL como Manuel Teruel, Sebastián Belloch, José Roig, Joaquín Martínez, Ana Sancha o Rafael Gómez-Zurdo entre otros. «Es un camino que hemos andado entre todos y justo es compartir también este momento que reconoce una gestión cultural y educativa de décadas llevada a cabo con muchas dificultades».

Las sociedades musicales de la ciudad no solo están compuestas por bandas de música. La mayoría de ellas disponen de banda juvenil, conjunto coral, grupos de cámara, conjuntos de jazz, etc., e incluso algunas de ellas disponen de orquesta sinfónica, lo que origina un mapa de unidades artísticas variadas y de calidad que enriquecen más aún la oferta cultural que presentan a sus vecinos.

Sobre las necesidades más prioritarias, Hernández apuntaba «a crear nuevos espacios para la realización de conciertos y adecuar otros ya existentes pero que no reúnen condiciones, una mayor disponibilidad de fechas en los auditorios y teatros de la ciudad así como mejorar las ayudas para las escuelas de música».

Los galardonados han sido la profesora Teresa Meana (hija adoptiva), el químico Avelino Corma (hijo adoptivo), el fotógrafo José García Poveda (hijo adoptivo), al colectivo Quiero Corredor (medalla de oro de la ciudad), la Casa de la Dona (medalla de oro), el Cottolengo del Padre Alegre (medalla de oro), Salvem el Cabanyal (medalla de oro, sin los aplausos del grupo municipal popular), la Coordinadora de Sociedades Musicales Federadas de la Ciudad de Valencia (medalla de oro, recogida por Miguel Hernández) y al trinquet de Pelayo (medalla de oro, recogida en este caso José Luis López).

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos