Sergio Folch: «Volveré a correr en los encierros»

Sergio Folch, un habitual de los encierros. / Carlos López
Sergio Folch, un habitual de los encierros. / Carlos López

El joven corredor de Onda recibe el alta tras casi un mes luchando por su vida

J. CASALS VALENCIA.

Sergio Folch, el joven corredor que sufrió un gravísimo percance por un toro de la ganadería de Adolfo Martín en el último encierro de la Fira d'Onda, ya se encuentra en casa. El pasado miércoles, tras casi 20 días en la UCI luchando por su vida y una semana ingresado, recibía el alta del Hospital La Fe de Valencia. Increíble pero cierto. Sergio, de 20 años, le ha ganado esta carrera al infortunio. Su fortaleza física, sus ganas de vivir y su corazón torero han hecho que pueda quebrar a un destino gris, como el cielo de aquel fatídico 27 de octubre que mojó los adoquines y heló el corazón de los aficionados.

Con la lógica debilidad de quien acaba de pasar por tan duro trance pero con la mirada repleta de ilusión y felicidad por volver a sentirse vivo, Sergio Folch saca fuerzas para explicar cómo se encuentra. «Lo que más me duele es la clavícula. Ahora tengo que andar sin fatigarme e ir aumentando la capacidad respiratoria y poco a poco empezar a llevar mi vida normal», asegura Sergio, justo horas después de abandonar La Fe. Cuando habla de su estado de salud se nota que este estudiante de Auxiliar de Enfermería domina la materia.

«Hoy ha sido un día de muchas emociones», matiza ya desde su domicilio de Onda. Lo primero que ha hecho nada más llegar ha sido «abrazar a mis abuelos y a mi hermano. Mis abuelos no se habían atrevido a venir a verme y tenía muchas ganas de verlos». Los momentos tan duros que ha vivido le han servido para valorar todavía más si cabe «a la familia y a la gente que me quiere. No sé cómo agradecerles tanto apoyo y tanto cariño».

Un toro de la ganadería de Adolfo Martín lo embistió durante la Fira d'Onda «No sé cómo agradecer tanto cariño y apoyo», asegura emocionado ya desde su domicilio

Habitual en los Sanfermines de Pamplona y en los muchos encierros de la provincia de Castellón como Les Alqueries, Almassora, Vall d´Uixó y Onda, Sergio era muy conocido entre los corredores y ya había adquirido una técnica que le hacía destacar. Pero la mala fortuna se cebó con él y un toro de Adolfo Martín le provocó un grave aplastamiento.

«No recuerdo nada absolutamente», afirma. Ahora, en su mente está recuperarse y pronto retomar la actividad deportiva que tanto le apasiona. Y todo con un objetivo, volver a vestirse de blanco para sentir de nuevo muy de cerca las astadas de los toros. «Voy a volver a correr delante de los toros. Lo tengo claro desde el día que desperté del coma», afirma con la raza de un torero y sin ningún tipo de despecho hacia esa pasión que, una vez más, le ha hecho sentirse miembro de una gran familia.

 

Fotos

Vídeos