La Senyera del Colegio de la Seda regresa como nueva

La Senyera del Colegio de  la Seda regresa como nueva

La bandera es 'gemela' de la custodiada en el AyuntamientoLa restauración de la pieza ha incluido un tratamiento para eliminar los xilófagos existentes en la madera de la pasamanería

LOLA SORIANO VALENCIA.

Como nueva. Así regresará hoy la Real Senyera que custodia el gremio de Velluters en el Colegio del Arte Mayor de la Seda de Valencia. La bandera se ha sometido a un proceso de restauración en el Instituto Valenciano de Conservación, Restauración e Investigación (IVACOR) y a primera hora de la mañana se entregará ya a la directiva del gremio.

En la sede del Ivacor que cuenta con Gemma Contreras en la subdirección en primer lugar se realizó un 'chequeo' o estudio de la pieza, para conocer las deficiencias que presentaba. «Presentaba daños relevantes en las bandas doradas verticales, donde había una maraña de hilos metálicos sobre todo en la parte inferior y se ha habido que arreglar», indican Merce Fernández y María José Cordón, técnicos en restauración textil.

En segundo lugar, se procedió a realizar una aspiración con baja potencia controlada centímetro a centímetro. Y, con posterioridad, se procedió a realizar el alineado de la pieza, ya que «estaba expuesta de forma vertical y suspendida y estaba marcada por muchas arrugas y dobleces».

Una de las labores más minuciosas de este proceso ha sido la de «reconducir la Senyera a su forma inicial, repartir las tensiones y alinear las piezas», indica Fernández. También explican que se han limitado a «conservar el material recibido, no se ha añadido nada nuevo».

En este trabajo especializado también se ha actuado en la pasamanería que acompaña a la Senyera en todo el perímetro. «El interior de las borlas tenía un alma de madera y había termitas. Para acabar con los xilófagos se ha aplicado un tratamiento de anoxia, que consiste en crear una bolsa hermética para extraer el oxígeno y sustituirlo por nitrógeno para eliminarlos por completo», según describen desde el Ivacor.

La Senyera del Colegio de la Seda es 'gemela' de la existente en el Ayuntamiento de Valencia y también de la Senyera que cubrió el féretro del escritor, periodista y político Vicente Blasco Ibáñez en su llegada a Valencia.

Como relatan desde el Ivacor, el Ayuntamiento de Valencia encargó la creación de este símbolo valenciano en 1927 y ya procesionó en el año 1928 para la festividad del 9 d'Octubre.

El presidente del Colegio del Arte Mayor de la Seda, Vicente Genovés, explica que la Senyera que custodian «la donó Eduardo Sanchis Romero, hijo del fabricante Sanchis Alcañiz, que además tenía amistad con Blasco Ibáñez».

En el caso de 'gemela' que cubrió el féretro de Blasco Ibáñez se encuentra expuesta en la actualidad en la casa museo de Blasco Ibáñez, en el barrio de la Malvarrosa, tal como recuerda el investigador valenciano José Francisco Ballester-Olmos.

La restauración de esta pieza la ha impulsado el propio gremio del Colegio del Arte Mayor de la Seda, con la colaboración de la Fundación Hortensia Herrero.

Salón de la Fama

A partir de hoy se expondrá en la planta noble, en la sala de la Pometa. Décadas atrás se encontraba en el salón de la Fama, donde se reunía la directiva de este gremio.

Cabe recordar que recientemente han creado una réplica de esta Senyera restaurada que el colectivo del Centenar de la Ploma llevó en procesión desde la sede del gremio de Velluters a la Catedral de Valencia para que se bendijera. «El gremio ha coordinado también estos trabajos y la elección del material», indica Genovés.

Además, detalla que el tejido elegido, tisú de oro y tafetán de seda, lo ha creado la firma Vives y Marí. La confección de las telas la ha realizado Casa Suay y la pasamanería la ha reproducido la empresa Hijos Fernández Balaguer. «Esta Senyera será la que procesionará y se ha hecho con material adaptado a la nuevas tecnologías para que resista más», según Genovés.