La 'procesión de los niños' recorre la calle San Vicente de Valencia desde 1625

Procesión de los Niños de la Calle San Vicente./LP / Avan
Procesión de los Niños de la Calle San Vicente. / LP / Avan

Los alumnos del Colegio Imperial de Niños Huérfanos fundado por San Vicente Ferrer en 1410 celebraban la procesión cada año, desde 1625

LAS PROVINCIAS
LAS PROVINCIAS

La asociación de Niños de la Calle San Vicente ha celebrado su tradicional procesión, con la participación de centenares de niños y familiares, acto de principal de su fiesta anual, que organizan de forma ininterrumpida desde el año 1625, según han informado fuentes del Arzobispado.

De esta manera, la asociación recuerda «la procesión que realizaban cada año, vestidos de dominicos, los niños huérfanos del Colegio Imperial de Niños Huérfanos, fundado por San Vicente Ferrer en 1410, cuando estaba ubicado frente a la Iglesia de San Agustín, en Valencia, para recoger donativos», ha indicado Rafael Pinazo, presidente de la Asociación.

La procesión ha partido desde la iglesia de San Agustín hacia un templete dedicado al santo, ubicado en el número 26-28 de la calle San Vicente Mártir de Valencia, donde se ha entronizado la imagen de San Vicente Ferrer, de Ignacio Vergara.

Asimismo, mañana, día 4, después de un concierto a los pies del altar, por la noche, la imagen será bajada y trasladada a la sede y posterior domicilio de los Clavarios Mayores donde permanecerá todo el año. También mañana, a las 19.30 horas, se celebrará en San Agustín la misa por los difuntos de la asociación.

Además, dentro de los actos de la fiesta de la asociación, ayer, domingo, por la mañana tuvo lugar la solemne misa cantada en San Agustín y, por la tarde, el tradicional Bautismo en la Casa Natalicia de San Vicente Ferrer (el Pouet). Posteriormente, partió desde la Avenida del Oeste una cabalgata, con la participación de niños junto a sus familias, para ir a ofrecer al niño bautizado a la Mare de Déu en su Basílica.

La Asociación de Niños de la Calle de San Vicente celebra su fiesta de forma ininterrumpida desde el año 1625 con el fin de «recordar la labor de la institución, que adoptó el nombre de Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer en 1624, cuando los niños que vivían en un hospicio frente a la iglesia de San Agustín se trasladaron a una nueva sede, conocida como la ´Casa del Emperador`, ubicada entonces en la actual calle Colón». En la actualidad, la asociación cuenta con más de 5.000 integrantes.