Paiporta deniega los permisos a una peña taurina para celebrar los festejos

Lugar en el que perdió la vida el joven recortador. / manuel molines
Lugar en el que perdió la vida el joven recortador. / manuel molines

El equipo de gobierno ha tomado la decisión porque hay una investigación policial por la reciente muerte de un joven de Torrent

ADA DASÍ

paiporta. Los ánimos entre los aficionados als bous al carrer de Paiporta están un tanto exaltados después de que, a diez días de la celebración de los festejos que organiza la peña l'Esquellot, el Ayuntamiento del municipio decidiera ayer suspender la autorización de ocupación de la vía pública y, por tanto, evitar que se lleven a cabo.

El equipo de gobierno se acoge a que «existe una investigación policial abierta» sobre los hechos del pasado 9 de junio, después de que un joven de Torrent perdiera la vida en un evento organizado por una peña local. Esta decisión se aprobó en la junta de Gobierno local del lunes 18 de junio y, como señalan, «se mantendrá vigente hasta que se adopte un nuevo acuerdo».

La investigación que lleva a cabo la delegación de Gobierno y la Policía Nacional ha llamado cuatro veces a declarar al primer teniente de alcalde y concejal de Empleo y Comercio, Vicente Císcar, quien a raíz de la muerte del joven dimitió como director de festejos, cargo que ostentaba desde 2016. Además, también han prestado declaración algunos componentes de la peña organizadora.

La entidad taurina afirma haber realizado todos los trámites y contar con el permiso de Gobernación El PP critica el perjuicio económico que se ha causado a tan solo diez días de la celebración

La medida se comunicó ayer por teléfono a la entidad afectada, como han señalado a través de las redes sociales, donde ha caído como un jarro de agua fría entre los aficionados que esperaban conmemorar el 20 aniversario de la peña.

Y es que los perjuicios causados no son solo morales, sino también económicos. «Tenemos contratados los trabajos a realizar con todas las empresas y una infinidad de gastos realizados», afirmaban y añadían que «disponemos de toda la documentación ya tramitada y tenemos incluso la autorización de la Conselleria de Gobernación». Desde la peña apuntan que «es un prohibición en toda regla y sin notificar como es debido».

La polémica estaba servida y ayer fueron muchas voces las que se manifestaron en la redes sociales contra esta iniciativa e incluso hicieron rodar montajes fotográficos en contra de la alcaldesa, Isabel Martín, y del grupo de Compromís, a quienes acusan de ser «antitaurinos». Las críticas también van dirigidas a Vicente Císcar al que le piden su dimisión.

El PP también utilizaba esta vía para comunicar su desacuerdo con esta medida tomada por el equipo de Gobierno que forman el tripartito Compromís, PSPV y Podeu, que ha supuesto un «grave perjuicio económico» para la peña organizadora y muestran su apoyo a las peñas taurinas de Paiporta «que llevan su afición con responsabilidad y mucho sacrificio».

Desde la Agencia Valenciana de Seguridad, corroboraban que, al margen de la investigación policial que está en marcha, el Ayuntamiento tiene la potestad para prohibir estos festejos. El artículo 15 del decreto 31/2015, de 6 de marzo, del Consell, por el que se aprueba el Reglamento de festejos taurinos tradicionales en la Comunitat Valenciana (bous al carrer), señala que el organizador o promotor «deberá obtener, previamente a su autorización, y tener a disposición del director del festejo o de la autoridad competente, la siguiente documentación; la declaración favorable del Ayuntamiento de la localidad y la autorización o licencia del Ayuntamiento en los supuestos de ocupación o utilización de vía pública».

Así pues, la decisión de la junta de Gobierno local se sustenta en este decreto para denegar el permiso de ocupación de vía pública lo que impide que se puedan llevar a cabo els bous al carrer previstos.

Esta falta de apoyo del Ejecutivo a las peñas taurinas quedó patente de julio de 2016 cuando el Ayuntamiento tomó la decisión de no destinar dinero público para la promoción o celebración de festejos taurinos. En aquel entonces, la peña l'Esquellot, afectada ahora por la prohibición, decidió destinar sus 11.000 euros de subvención a la compra de libros de texto.

Fotos

Vídeos