«Los laicos somos el rostro viviente de la Iglesia en la sociedad»

Luis Albors. / avan/v. gutiérrez
Luis Albors. / avan/v. gutiérrez

Luis Albors Presidente de Juniors MD | Cerca de 14.000 niños, jóvenes y adolescentes conforman la organización

I. DOMINGO VALENCIA.

Luis Albors Almela, natural de Valencia y con 26 años, se acaba de poner al frente del movimiento diocesano Juniors tras la asamblea general de inicio de curso celebrada en Alzira. Este ingeniero industrial, que tiene entre sus aficiones la lectura, el deporte y la pesca, sustituye en el cargo a Pedro Andrés, presidente en los últimos seis años.

-¿Cuál fue su primer contacto con Juniors M.D.?

-Desde los nueve años pertenezco al Centro Juniors Epifanía del Señor, de mi parroquia [Epifanía del Señor y Santo Tomás de Villanueva de Valencia]. Allí he ido madurando a través de las diferentes etapas Juniors. A nivel diocesano, participé como coordinador del área de experiencias del Encuentro Diocesano de Educadores '2milipico'.

«Hay que mostrar una Iglesia atractiva para el joven, una Iglesia en escucha»

-¿Qué retos se marca en su etapa como presidente?

-Mostrar y crear una Iglesia joven, viva, que camina unida y en la que todos sus miembros se sientan acompañados por Jesucristo en la figura del prójimo.

-¿Qué pondría la tarjeta de presentación de la entidad para aquellos que no la conozcan?

-Juniors es un movimiento formado por laicos con un estilo de vida que responde al Evangelio, que participa de la vida y misión de la Iglesia, con una metodología que parte de la experiencia, que lleva a sus miembros a ser testigos de Jesucristo en el mundo. En resumen, somos el rostro joven de la Iglesia de la diócesis de Valencia. Actualmente somos unos 14.000 niños, adolescentes y jóvenes distribuidos en cerca de 140 centros juniors en sus respectivas parroquias.

- ¿Qué papel considera que desempeñan los laicos en la sociedad actual?

-Los laicos desempeñamos un papel fundamental en la sociedad actual dado que somos el rostro viviente de la Iglesia en medio de una sociedad que se muere por falta de valores y referentes.

- ¿Cómo cree que se consigue una mayor implicación de la gente, especialmente de los jóvenes, en el día a día de la Iglesia?

-Mostrando una Iglesia atractiva también para el joven, una Iglesia en escucha, como propone el Sínodo, y que atiende a las realidades de los jóvenes de la sociedad.

- ¿Cómo ve la situación de la Iglesia en este momento?

-Creo que estamos en un momento excepcional para la Iglesia y, más en concreto, para los jóvenes de la Iglesia, tras el sínodo. Es el momento de caminar unidos.

-¿El próximo proyecto?

-El proyecto que plantea nuestra propuesta de trabajo se llama Projecte Sinodus y se presenta para los próximos tres años, de octubre de 2018 hasta el de 2021.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos