Las 24 horas del toro en Orba

Espectacular salida del toro de Pedraza de Yeltes en 2017. / v. sendra
Espectacular salida del toro de Pedraza de Yeltes en 2017. / v. sendra

La localidad de la Marina Alta vivirá desde este lunes su semana taurinaLas principales ganaderías autóctonas y un toro cerril de Gerardo Ortega, grandes alicientes

JOSÉ IGNACIO GALCERÁ

Valencia. Por la mañana, por la tarde y por la noche o, lo que es lo mismo, las veinticuatro horas del día. Así se vive el toro en Orba, que a partir de este lunes celebrará su semana grande en torno al toro. Serán cinco días en los que el ganado autóctono tomará parte y compartirá el protagonismo con la modalidad del toro cerril, que este año correrá a cargo de la ganadería onubense de Gerardo Ortega. En pleno corazón de la Marina Alta, la comarca alicantina con mayor arraigo en lo que al bou al carrer se refiere, esta localidad mantiene viva la tradición del festejo popular, que en su caso se remonta a 1800, cuando data el primer documento, concretamente una denuncia entre varias personas en la que se hace referencia a los toros, aunque existe la creencia de que ya se celebraban antes de esa fecha. Más recientemente, alrededor de los años noventa, varios vecinos del municipio intentaron la aventura de querer ser toreros, lo que consolidó todavía más la afición en la localidad. Y siguiendo con las referencias taurinas, Orba puede presumir de ser el pueblo natal de Ruano Llopis, uno de los pintores y cartelistas taurinos más importantes de la historia.

Los encargados de confeccionar año tras año el cartel son los miembros de la Associació Taurina d'Orba, una entidad que nació en noviembre de 2004 y que al año siguiente de su creación ya organizó su primera semana taurina. Sin embargo, hasta su creación, era la comisión de fiestas y el ayuntamiento quienes se reunían con los ganaderos de la zona, con Nadal Mas, El Paiportero o El Sagrero, y se repartían la semana. Tras unos años en los que las fiestas no gozaban de mucho interés, surgió la Associació con el objetivo de revitalizarlas, así que tanto ayuntamiento como los festeros tomaron la decisión de ceder el presupuesto destinado para los toros a los miembros de este colectivo para que organizaran los espectáculos taurinos. La implicación del consistorio, al contrario que ocurre en otros municipios de la zona donde se ha prohibido el bou embolat, es total. «Tenemos todo el margen de maniobra del mundo para hacer y deshacer, contamos con su colaboración, y se agradece porque por esta zona ha habido muchas prohibiciones», señala José Andrés, miembro de la peña. Ese primer año, gracias al impulso y la ilusión que suponía el nacimiento de una peña taurina, llegaron a apuntarse alrededor de cincuenta aficionados, sin embargo, debido al trabajo que implica llevar adelante unos festejos como estos se ha ido reduciendo el número de miembros en la asociación, que actualmente está formado por quince, todos ellos fundadores de la peña en su origen.

En Orba se distinguen por combinar durante sus fiestas las dos modalidades más arraigadas en la Comunitat: la desencajonada de un toro cerril de una ganadería de renombre y la apuesta por el ganado autóctono. En el primer caso, este año se exhibirá un toro, de nombre Barcelonés, número 11, de Gerardo Ortega, divisa con mucho predicamento en los pueblos de l'Horta Nord de Valencia. En años precedentes, la Associació ha apostado por hierros del prestigio de Partido de Resina, Torrestrella, Cebada Gago o, como en 2017, de Pedraza de Yeltes. «Intentamos traer ganaderías conocidas. En nuestra zona es más común ver toros de hierros de menor categoría, pero nosotros preferimos exhibir uno pero de primera línea», explica y agrega: «El carácter cultural de la asociación también nos obliga a innovar cada año o, al menos, a enseñar a los aficionados distintas modalidades, en este caso tratamos de trasladar a esta zona de Alicante la cultura del toro cerril que existe en Valencia y Castellón».

En cuanto a las ganaderías de corro, la principal novedad será la entrada de toros embolados, de la ganadería de Asensi, que tendrá lugar el lunes a las 24 horas. Dicho espectáculo será la primera vez que se celebre en la zona de Alicante gracias a la inclusión del mismo como modalidad propia en el decreto que regula estos festejos populares.

Desde la Associació no solo se cuida la elección en cuanto al toro cerril a exhibir cada año, también se apuesta por la calidad en las ganaderías de corro, no en vano este año están anunciadas algunas de las principales de cada provincia. Todas soltarán cinco vacas. Así pues, algunos nombres ilustres pisarán las calles de Orba. De Benavent, por ejemplo, acudirán Luminosa y Tiniebla; de Héctor López, Cometa y Princesa; de La Paloma, Montañesa, Jaulera y Danesa; de Miguel Parejo, Azucena y Comedia; y de Asensi, Pistolera y Dinamita. En el caso de Crespo, que actuará por las tardes y noches, y Fernando Machancoses no tenían definidas las vacas. Otro de los alicientes de la programación es el desafío de entradas entre Benavent y Fernando Machancoses, dos de las grandes ganaderías de la actualidad, y otro entre La Paloma y Benavent, con tres vacas cada uno; además, el sábado por la tarde se soltarán cinco novillos cerriles de Benavent, La Paloma, Machancoses, Héctor López y Asensi.

 

Fotos

Vídeos