Especial se vuelca con las escenas familiares

Convento. El artista Pere Baenas se presenta con una escena de 'Billy Elliot'. / irene marsilla
Convento. El artista Pere Baenas se presenta con una escena de 'Billy Elliot'. / irene marsilla

El estilo clásico se impone en la Exposició del Ninot | La mascletà vertical más alta de la historia inaugurará el calendario pirotécnico con un disparo especial ante el Veles e Vents

MAR GUADALAJARA VALENCIA.

Las comisiones ya han hecho sus apuestas. De los talleres falleros llegaron hasta el Museo de las Ciencias de Valencia las figuras elegidas para la Exposició del Ninot 2019. Una cita en la que se desvela una pequeña parte de lo que se podrá ver en las calles de la ciudad en marzo y que el público podrá descubrir a partir del sábado.

Pintura, estilo, acabado, diseño y hasta el mensaje que transmiten cada uno de los ninots. Es la evaluación a la que se someten los artistas para obtener el voto que salve su figura de las llamas. Las comisiones buscan la emoción del público y para ello, este año, en Especial han apostado por escenas familiares o ninots con mensajes de calado reivindicativo y social.

Con seis años consecutivos como triunfador, Manolo Algarra, junto a la comisión Almirante Cadarso, plantea un escenario complicado para el resto de aspirantes que tratan de cogerle el testigo. Este año mantiene su apuesta por las escenas costumbristas: un conjunto en el que representa a una abuela junto a su nieta, que trata de aunar tradición y modernidad.

En la misma línea, Sueca-Literato Azorín presenta 'Halloween de Todos Santos'. El artista Vicente Llácer fue uno de los primeros en entregar su escena para la Exposició. Representa a una niña maquillando a su abuela de bruja, para retratar la dualidad de la celebración.

Sergio Musoles y la comisión Reino de Valencia-Duque de Calabria, también estuvieron entre los más madrugadores. Su figura trata de conectar con el público a través de la reivindicación: la diosa griega de la guerra, Atenea, representa la lucha por la mujer.

Otro de los retratos más clásicos fue el realizado por David Sánchez Llongo para la comisión Exposició-Micer Mascó. Un abuelo con un burro que, junto a sus dos nietos, vuelven tras una jornada de pesca de anguilas en l'Albufera.

Entre las apuestas más arriesgadas figura la de la Plaza del Pilar, del artista Paco Torres que representa un taller de marionetas. Un titiritero actúa para un niño que observa absorto el espectáculo con montones de marionetas, algunas de ellas en movimiento.

Otra de las comisiones que se desmarca del conjunto clásico y familiar es Convento Jerusalén. Pere Baenas presentó al conocido protagonista de la película musical Billy Elliot, el joven bailarín está representado saltando y en el aire sobre una silla. Siguiendo con la línea de la música y el espectáculo, Toni Pérez y Na Jordana rinden su particular homenaje a la cantante, actriz y bailarina Joséphine Bake, un icono musical mundial. Y Carlos Carsí pide el indulto del artista fallero, pues el ninot de L'Antiga ensalza a esta figura de la fiesta.

Nit de les Falles junto al mar

Con una duración similar a la del año pasado, en torno a los 10 minutos, la mascletà vertical más alta de la historia protagonizará el día 23 de febrero la Nit de les Falles. El disparo combinará los mejores elementos de la mascletà y el castillo de fuegos artificiales y el diseño se ha hecho pensando en que pueda disfrutarlo el máximo de gente, desde cualquier punto de La Marina y muchas zonas de la ciudad. Será obra de Ricardo Caballer.

Más