Cuernos Blancos, la vaca del millón

La vaca, durante una de las embestidas. / adrià ambrosio
La vaca, durante una de las embestidas. / adrià ambrosio

De la ganadería de El Mijares, el astado se coronó como el mejor animal de corro de la Comunitat Valenciana

J. I. GALCERÁ VALENCIA.

La recién finalizada Feria de Fallas de Valencia coronó a la vaca Cuernos Blancos como la mejor de la Comunitat Valenciana. El reconocimiento llegó después de que el ejemplar de El Mijares se impusiera a otras once vacas de las principales ganaderías del momento. «A veces crees que vas a ganar y luego hay otras ocasiones que gana el que menos piensas que lo puede hacer», destaca Vicente Gargallo, propietario de la vaca y ganadero de El Mijares.

Cuernos Blancos fue la mejor de entre un elenco de nombres ilustres del ganado de corro. Además lo hizo en unas fechas, mitad del mes de marzo, en que los animales apenas están puestos, ya que se trata de las primeras actuaciones que tienen en el año. «Muchos ganaderos piensan que la vaca al estar menos trabajada por ser comienzo de temporada no lo va a hacer bien, pero yo soy de la opinión de que cuanto menos la gastas y menos cansada salga a la plaza, mejor rendimiento tiene», comenta Vicente Gargallo.

Si bien es cierto que la vaca no es excesivamente ofensiva de pitones, hay que decir también que se trata de un animal cuyo comportamiento es fundamentalmente bravo. «Tiene mucho motor, una velocidad más. Cuando termina la temporada parece que no vaya ya más para adelante, pero en cuanto coge aire y descansa, de nuevo desarrolla la alegría y la frescura que tienen las vacas bravas».

El ejemplar de El Mijares se impuso a otras once vacas de las principales ganaderías del momento «Llega hasta el final, siempre quiere pelea y nunca se refugia en las tablas», afirma Gargallo

Del comportamiento de Cuernos Blancos, su ganadero destaca sobre todo «que tiene detalles importantes de animal bravo. Llega hasta el final, siempre quiere pelea y nunca se refugia en las tablas. Es muy brava. La vaca -que tiene siete años- ha parido cinco machos, pero hasta ahora no nos ha dado ningún producto como ella».

El concurso, bautizado como 'La vaca del millón' tenía como premio, además del reconocimiento, un montante económico de 6.000 euros para el ganador. «Es más satisfactorio el reconocimiento que el premio económico. Los ganaderos estamos en esto por afición. Se puede estar por dinero, pero se hace porque somos unos románticos y unos locos del mundo del toro. Lo que me llevo es la satisfacción, si no fuera por estos momentos, muchos no aguantaríamos. Aquí en el toro hay días muy malos, pero vienen alegrías como esta que te animan a seguir luchando porque es un mundo complicado».

Tras destacar en una plaza como Valencia, los focos se centrarán ahora en las evoluciones de Cuernos Blancos. «Para ganar un concurso también influye mucho la suerte. Este año nos ha tocado a nosotros. Ojalá que la vaca salga muchas veces más y haga actuaciones como la de Valencia», explica.