El arte de las Fallas se vende en el desierto

Miguel Arraiz acude a un encuentro creativo en Arabia SaudíEl arquitecto valenciano y artista difunde en Dammam los valores y la esencia de la fiesta, las tradiciones y la apuesta por la innovación

L. SORIANO

valencia. Las Fallas se han convertido en tema de debate y conversación en Arabia Saudí, ya que hasta esta parte del planeta viajó esta pasada semana el arquitecto y artista Miguel Arraiz con el fin de exportar el arte fallero.

La iniciativa se incluye en un programa de encuentros de colectivos creativos bautizado como 'Durar program' que ha organizado el rey Abdulaziz en la ciudad de Dammam, próxima a Qatar.

El programa cultural se desarrolló en el centro para la cultura mundial, un espacio que se ha creado en el desierto «y en estas jornadas han preparado un programa en el que expertos de todas las partes del mundo han hablado de la creatividad relacionada con entornos patrimoniales y cómo esta creatividad beneficia al desarrollo de las tradiciones», indica Miguel Arraiz.

El arquitecto y artista explica que recibió la llamada de los organizadores «y tuve muy claro que las Fallas cumplían a la perfección los requisitos de cultura, creatividad e innovación».

Arraiz detalla que ha realizado «una introducción del origen de las Fallas, como manifestación cultural popular a partir de 'l'estoreta velleta' e hizo un repaso a las formas constructivas con cartón hasta el corcho y el uso de materiales sostenibles». En esta introducción al mundo de las Fallas tampoco faltó una mención a los proyectos que Arraiz ha realizado a través de Pink Intruder, también con el artista fallero David Moreno.

Y es que Arraiz hizo sus primeras creaciones en fallas en su propia comisión, en Castielfabib, donde exploró composiciones tanto en madera como en cartón. Se trata de una plaza donde este ejercicio también repite con el lema de 'D'on no hi ha, no es pot traure' y con un proyecto que también será realizado en madera.

Arraiz, que junto con Moreno, llevaron una falla hasta el desierto de Nevada para representar a Valencia en el festival Burning Man con un homenaje a la Lonja, ahora ha vuelto al desierto para difundir el potencial de las Fallas.

La charla fue el sábado, pero además, como curiosidad, dio protagonismo en unos talleres a la cerámica Nolla que Moreno y Arraiz homenajearon en la última falla de Nou Campanar. «Planteé a los asistentes un taller basado en la cerámica de Nolla», indica.

La idea era construir una pieza artística o gran mosaico para crear una escultura que se quedará en el edificio de Dammam. «Después de mostrar la creatividad de las Fallas en el Burning Man y de lograr premios en festivales de Montreal y Taurasi (Italia) con el documental dirigido por Andreu Signes sobre la falla del Burning Man, viajar a Arabia Saudí para hablar de Fallas es para mi un orgullo. Ojalá los turistas vengan todo el año a ver el proceso creativo de las Fallas en los talleres y en las comisiones».

Fotos

Vídeos