175 años de tradición taurina

J. I. G.VALENCIA.

Solo basta ver las fotos en blanco y negro que ilustran estas páginas para darse cuenta de que Burriana cuenta con una historia taurina más que centenaria. Tal y como reza el cartel anunciador de este año, son más de 175 años de toros en la localidad. «Hay una referencia, un escrito, que data del año 1839, que habla de cómo en Burriana los vecinos corrían los toros. Y hay otra que habla del nacimiento de Isabel II (1830), que se conmemoró con toros también».

La historia del toro en este municipio castellonense queda patente con estampas que permanecen inalterables en el tiempo. ¿Quién no conoce las clásicas escaleras de Burriana? Aunque más recientes en el tiempo, este elemento, que hacía y hace todavía las veces de barrera, se puede ver en fotos antiguas de los años cuarenta del siglo XX. «A día de hoy hay unas cincuenta escaleras entre la fachada del Ayuntamiento y Correos. Son un clásico». Otro elemento fundamental en Burriana es el cadafal. Hasta un total de 89 hay distribuidos entre la Plaza Mayor, la Plaza de El Pla y la calle que conecta ambas vías. «En El Pla hay cerca de medio centenar, el resto están entre la Plaza Mayor y la calle que une ambas plazas. Son cadafales de cuatro metros, es un armatoste grande», apunta.

Precisamente, con el objetivo de potenciar la zona de cadafales, este año, como novedad, las plazas se cerrarán en los días en que están anunciadas las ganaderías de corro de Fernando Machancoses, Germán Vidal y Hnos. Guillamón. El elenco de divisas autóctonas se completa con El Mijares, La Espuela, Hnos. Cabello y Gerardo Gamón.