Torrent vive l'Entrà de la flor

Un momenro  del antiquísimo  baile de la bandera frente a la imagen.Los cohetes escoltan la entrada de la flor de Torrent. :/
Un momenro del antiquísimo baile de la bandera frente a la imagen.Los cohetes escoltan la entrada de la flor de Torrent. :

Esta fiesta llena de color y pólvora, que está muy arraigada en el municipio, se remonta al siglo XVII

JULIO TORMOvalencia

Al llegar los primeros días, con festividades y santos tan populares como la Purificación de María, San Blas o Santa Agueda, el refranero valenciano esta repleto de citas que nos indican que la primavera se acerca, que ya hemos pasado el ecuador del invierno. Asimismo, algunas fiestas, muchas de ellas rituales, también tiene esa simbología, como l'Entrà de la flor de Torrent

Esta ciudad, una de las más importantes de la Comunitat, no olvida sus raíces ni sus tradiciones. El lunes pasado las calles de Torrent se llenaron de color, pólvora y devoción con la celebración de la tradicional l'Entrà de la Flor, una festividad muy arraigada en el municipio que se remonta al siglo XVII en la que los clavarios y miembros de la Cofradía de la Mare de Déu del Roser hacen entrega de la primera rama de almendro en flor a la Virgen. Una fiesta que celebraban ya cuando Torrent era un pueblo de agricultores y el calendario lo guiaban las variaciones y los frutos de sus árboles y sus campos. Durante siglos han sido y son los Clavarios de la Virgen del Rosario, jóvenes entre 18 y 20 años los encargados de organizar los festejos.

Fue a partir de las 20:45 horas cuando los participantes de l'Entrà de la Flor se reunieron en la parroquia San Luis Beltrán para dar comienzo al traslado de la rama, pasacalle en el que tiene lugar el disparo de cohetes hasta la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora, donde se llevó a cabo la ofrenda de la rama de almendro a la Virgen del Rosario con una pequeña oración y el rezo del himno a la Mare de Déu del Roser. Tras la ofrenda, devotos de esta festividad que llenaban el templo parroquial pudieron llevarse una parte de la rama bendecida. Durante una hora se dispararon entre 15.000 y 17.000 cohetes.

Esta festividad posee un origen pagano, cuando los romanos dedicaban a la diosa Flora la llegada de la primavera. Con el paso de los siglos, la festividad tomó carácter religioso y en 1606 la Cofradía de la Virgen del Rosario comenzó a ofrecer la primera rama de almendro florida a la Virgen como muestra del paso del invierno a la primavera.

Con la Candelaria y San Blas, el refranero popular ya nos dice que la primavera está a la vuelta de la esquina. Los propios clavarios, gente joven, son otro símbolo humano, están en la primavera de la vida.

Ellos no sólo organizan este acto de l'Entrà de la flor. Los clavarios, gente joven , durante todos los días del mes de octubre, mes de Rosario, rezan juntos el santo rosario y trasladan la imagen de la Virgen del Rosario de una casa a otra. Son testimonio de gente seria, responsable, como en el mes de diciembre los son las jóvenes, también de la misma edad, que organizan la fiesta de la Purísima.

Hermoso ejemplo de la gente joven involucrada en las fiestas de su localidad, como ocurre en muchos de nuestros pueblos, gracias a su vitalidad y su ilusión, trabajando en equipo, magnífica escuela de ciudadanía, mantienen y potencia las tradiciones y los valores heredados de sus padres y sus abuelos.

Fotos

Vídeos