Más de 4.500 cofrades participan en el Encuentro Glorioso de Torrent

Gema Guillamón, Reina del Encuentro. :: lp/
Gema Guillamón, Reina del Encuentro. :: lp

Gema Guillamón, reina de la fiesta, anunció la Resurrección de Cristo desde la Torre, donde se concentraron hasta 16 hermandades

REDACCIÓN

valencia. El clímax de la Semana Santa de Torrent, fiesta declarada de Interés Turístico Autonómico y que está en trámites para lograr el título nacional, llegó ayer con el esperado Encuentro Glorioso, en el que participaron más de 4.500 cofrades.

La protagonista del festejo fue la joven Gema Guillamón, Reina del Encuentro y Ángel Resurrección de 2015, quien fue la encargada de anunciar la Resurreccción de Jesucristo proclamando el aleluya junto a sus dos camareras, Isabel Molero y Carla Silla. Del mismo modo, Guillamón estuvo acompañada con once pajes, encargados de portar los seis metros de cola de su capa, la cual representa el palio de la Hermandad de Vera Cruz y el Cristo Resucitado.

A primera hora del domingo, la Hermandad acompañó a la Reina hasta la parroquia de Nuestra Señora de Monte-Sión, donde a las 9.00 horas ocho hermandades iniciaron el recorrido, mientras que otras ocho partieron desde la Parroquia de La Asunción Nuestra Señora hasta los pies de la Torre.

Una hora después, la joven inició su recorrido hacia la Plaza Mayor para anunciar la Resurrección. Seguidamente, el toque de corneta ha dado paso a la apertura de la Carxofa, desde la que han caído los Aleluyas -cientos de papeles de colores con poemas-, y a la suelta de palomas, momento en el que los cofrades de todas las hermandades descubrieron su cara. El párroco de la Iglesia de la Asunción Nuestra Señora, Juan José Llorens, fue el encargado de recibir el banderín del 'Aleluya' de manos de Guillamón, a la vez que el sacerdote le hizo entrega de la palma ante la presencia de la consellera de Educación, Cultura y Deporte, Mª José Català; la alcaldesa de Torrent, Amparo Folgado; el presidente de la Junta Central de Hermandades, José Vicente Yago; la Hermana Mayor Suprema, Mª Teresa Daviu; familiares y amigos. Posteriormente tuvo lugar el encuentro entre el Cristo Resucitado y la imagen de la Virgen de la Resurrección.

El traje portado por Guillamón ha sido confeccionado por la modista Reme Ortí. Inspirado en la tradición del siglo XVIII, se han usado hasta 300 piedras de cristal de Swarovski. La capa, de seis metros de largo y 3,75 metros de ancho, es en color granate y cuenta con un bordado en oro.