Fallas 2015: Las comisiones buscan patrocinios de última hora

Fallas 2015: Las comisiones buscan patrocinios de última hora

La aportaciones bajan en varios colectivos de Especial y la mayoría reclama que los hosteleros se impliquen en la fiesta

LOLA SORIANOCARLOS GARSÁN

El reloj no se detiene. Queda menos de un mes para que las fallas empiecen a montarse en la calle. Será entonces cuando se vea cómo ha ido el bolsillo de los colaboradores que las hacen posibles. Los falleros esperan los fichajes de anunciantes de última hora para poder cuadrar las cifras y mantener el equilibrio de los monumentos.

Si hace años las comisiones de Especial o la federación contaban con grandes firmas que respaldaban los proyectos con cantidades importantes, ahora hay que sudar la camiseta para mantener el nivel. «No sólo en Especial, en todas las fallas en general, hay casos de grandes firmas que se están retirando. Nos cuesta mucho hacer ver a las grandes empresas que tienen la sede central en otra ciudad el retorno que supone invertir en fallas. En algunos sitios conocen más la Tomatina cuando, por ejemplo, el espectáculo de luces lo visitan cuatro millones de personas», indica José Jiménez, presidente de la Federación de Especial.

Argumenta que hace años había seis grandes patrocinios en la federación y ahora hay dos o tres y en su falla, Cuba-Literato Azorín, «el año pasado tuvimos suerte con 15 ó 20 patrocinios y ahora, aunque no está cerrado, son la mitad». El futuro, explica, irá por micropatrocinios, al menos hasta que las grandes firmas se den cuenta del potencial de invertir en tradición y cultura fallera.

En Almirante Cadarso o L'Antiga han conseguido mantener las colaboraciones e incluso han incorporado algún 'fichaje'; en Sueca-Literato Azorín mantienen los mismos pero con una ligera rebaja, como en Nou Campanar; y en Reino de Valencia conservan el apoyo, a la espera de últimas respuestas de empresas o la incorporación de una clínica oftalmológica. Como curiosidad, el primer premio de El Pilar le está valiendo para que las empresas se muestren más receptivas.

El tema de la colaboración de la hostelería aseguran que sigue pendiente. «Hemos pedido muchas veces la implicación de los hosteleros y la respuesta que nos dan siempre es 'no'. Ellos tienen claro que la clientela les llega seguro y, por eso, no se implican», indica Antonio Sánchez, de la Interagrupación.

Tema pendiente

José Jiménez añade que muchas veces «en Ruzafa hablamos con hosteleros que nos dicen que ojalá cada tres meses fueran Fallas, porque sacan mucho dinero, como los chiringuitos de verano que ese mes hacen el agosto. Pero no quieren ayudar, cuando en realidad, si bajara el nivel de las Fallas y hubiera menos visitas, ellos serían grandes perjudicados».

David Izquierdo, gerente de la Federación de Hostelería, responde que «los hosteleros ya pagamos los impuestos todo el año y creamos empleo. No podemos sufragar los problemas económicos de las fallas». Añade que «no pueden alegar que nos beneficiamos de las fallas, porque la gente se concentra en el centro y hay hosteleros de otras zonas donde no hay afluencia de público. Tenemos que decir un 'no' rotundo a cualquier tasa».

Frente a la crisis, las vías digitales amplían las posibilidades para la Federación de Primera A, que ha decidido echar toda la carne en el asador en el mundo 2.0. Aunque «todavía no se notan las alegrías», afirma su presidente Francisco Romero, han conseguido mantener el patrocinio en número y, en algunos casos, con aumentos de presupuesto. «La entrada de nuevos es más costosa, pero los que están apuestan un poco más».

Para abrir camino, cuentan con un canal de televisión online patrocinado por una compañía aérea turca. Romero se congratula porque, además de cubrir con la totalidad de gastos de la federación, consiguen beneficios. «Superaremos en un 10% los ingresos de 2014». Con algunos días por delante, todavía tienen pendiente cerrar algunos contratos para superar al anterior ejercicio.

La de I+E es una federación curiosa. Las innovadoras y experimentales cuentan este año con tres nuevas comisiones dispuestas a trabajar por aumentar un panel de patrocinadores que ha sumado dos nuevas empresas. «No es lo mismo salir en un llibret del que se van a hacer 200 copias que ofrecer una visión a mil personas», cuenta Nohemí Rodríguez, presidenta de Castielfabib.

«Somos comisiones de mentalidad abierta que quieren atraer a un público que normalmente se aleja de las fallas», cuenta Rodríguez. Por ello, una de sus grandes bazas a la hora de captar patrocinadores es atraer al mundo del diseño o la moda. Teniendo en cuenta que algunas de sus comisiones no pertenecen a Valencia, han encontrado apoyo de fuera, como el Ayuntamiento de Carlet, que ha visto una posibilidad para posicionarse en el 'cap i casal'.