Yasmine Espí, corte de honor 2020: «Las Fallas son mi vida y tengo en el casal mi grupo de amigos»

Pertenece a la falla Tomasos-Carles Cervera

SORIANO / GUADALAJARAVALENCIA.

Yasmine se confiesa enamorada de las Fallas y quiere vivir a tope la experiencia como corte o quizá como fallera mayor de Valencia.

-Es la única representante que ha salido de Ruzafa.

-Es una pena. Me esperaba que salieran más compañeras.

-¿Qué es lo que más te gusta de las fallas de tu barrio?

-El convoy que hay entre las falleras mayores de la agrupación de Ruzafa. Cada poco tiempo hay un acto.

-¿Cómo han vivido la desaparición de los espectáculos musicales de las luces?

-Es complicado porque era una tradición en Ruzafa y no llevarla a cabo duele porque es una pérdida de cultura, también entiendo que hay que adoptar medidas de seguridad.

-Alguna anécdota de su reinado.

-No pudimos terminar la exaltación de falleras mayores de Ruzafa porque se prendió fuego el local. Tuvimos que repetirla.

-¿Cómo ayudarías a los artistas falleros a salir del bache?

-Fomentando la visibilidad de la Ciudad Fallera y dando a conocer más el museo del gremio.

-¿Visitan el taller para ver el proceso constructivo de la falla?

-Sí, y de hecho, bautizamos la falla en febrero. Vamos a los talleres. Los representantes infantiles bautizan sus ninots y lo mismo ocurre con la falla grande.

-¿Qué cambiarías del proceso de preselección?

-La primera criba ya es grande y no veo viable pasar a menos chicas al acto de la Fonteta. A pesar de ello, reconozco que hay poco tiempo para que el jurado conozca a las 73.

-¿Quieres ser la fallera mayor de Valencia? ¿Qué cualidades tienes?

-Claro que me gustaría ser la fallera mayor de Valencia. Y soy una persona muy natural, dicharachera y me encantan las Fallas. Las he vivido intensamente desde niña. Ser fallera mayor sería mi sueño.

-¿Bajas durante todo el año al casal o sólo en Fallas?

-Soy de las falleras que baja los viernes a cenar a la junta. Las Fallas son mi vida y tengo allí los amigos.

-¿Tu pareja pertenece a su falla?

-No es fallero. Ahora está asimilando esta nueva situación de la corte. Para él todo esto será nuevo.

-Háblame de tus aficiones.

-Me gusta hacer surf. Empecé a practicarlo este verano en Cullera y fui también a Biarritz. Y de ocio, para mí el tardeo de Ruzafa tomando un café es vida.

-Como vecina de Ruzafa. ¿Cómo te afecta el ruido?

-Es complejo. A veces la gente no respeta. Es un barrio que está saturado. Me consta que hay locales que respetan el descanso y tienen gente pidiendo que no se haga ruido.

-¿Cómo te mueve por la ciudad?

-Para trabajar necesito coche, pero no descarto comprar un patinete.

-Hay jóvenes que viven demasiado las Fallas de noche. ¿Cómo les convencerías para cambiar?

-Se puede ir a una verbena y al día siguiente levantarte para vestirte de valenciana. No sé por qué se está perdiendo una parte bonita de la tradición, como los pasacalles, cuando la fiesta nocturna la puedes vivir cualquier día del año.

-¿Tienes mascotas?

-Sí. Un gato, un perro y un agaporni, pero el que manda en casa de los tres es el gato.

-¿Qué te apasiona de su trabajo en el mundo del motor y a qué otra rama te gustaría dedicarse?

-Voy a presentaciones de coches y hace poco fui a la Selva Negra, en Alemania. Me encanta viajar. Y me encantaría hablar de Fallas.