Vives y Marí tejerá los dos espolines de las falleras mayores

La fallera mayor de Valencia 2019, Marina Civera, junto a la infantil en el acto de su proclamación./IRENE MARSILLA
La fallera mayor de Valencia 2019, Marina Civera, junto a la infantil en el acto de su proclamación. / IRENE MARSILLA

La nueva cláusula que pide a los fabricantes esperar a la elección del color en el segundo traje frena la entrada de Garín

Lola Soriano
LOLA SORIANO

Los espolines de las falleras mayores de Valencia de 2019 llevarán la firma de Vives y Marí, ya que es la única empresa artesana que se ha presentado al concurso del suministro de las telas.

Vives y Marí tejerá tanto el espolín oficial de Marina Civera, como el de la niña Sara Larrazábal, tal como figura desde hoy en la plataforma de contratación.

El motivo que este año ha frenado la participación de otra firma centenaria, como es el caso de Garín, es que en esta edición se incluye en el pliego una nueva cláusula que hace más difícil confeccionar las telas en poco tiempo. En concreto, tal como se detalla en el pliego de prescripciones técnicas, además de la tela de espolín de 13 metros y 3,50 metros de tela lisa para el corpiño, se pide que el segundo corte de tela del lote de seda de fabricación industrial también sea de los colores que elijan las falleras mayores.

«Nosotros tejemos todas las telas de forma manual y lo que siempre hacemos es tener preparadas con tiempo las dos telas adicionales al espolín, es decir el segundo traje del lote y una tercera tela de mejora para entregarlo cuando nos visitan», explica Elena Ribes, de Garín.

La cuestión es que si hay que esperar a que las falleras mayores elijan los colores de estas telas, además del tono del espolín, es casi inviable para firmas como esta -que lo tejen todo a mano-llegar a tiempo, puesto que sólo el proceso de envío del tintado de la seda lleva cuatro semanas y luego hay que tejerlo.

Vives y Marí sí hará el esfuerzo de hacer el segundo traje de seda mecanizado porque dispone de la maquinaria, pero tal como pone en el pliego, tendrá que esperar a la elección de los colores.

Este año no han concursado ni Garín, ni tampoco La Compañía Valenciana de la Seda, dos únicas firmas que junto con Vives y Marí tejen espolines. En el caso de La Compañía Valenciana de la Seda, se están consolidando y además tienen bastantes encargos de espolines y han decidido no optar.

Además, no hay que olvidar que los espolines pueden llegar a costar 20.000 euros y, en este caso, el pliego prevé 14.998 euros para el de la fallera mayor y 11.665 euros para el de la fallera mayor infantil de Valencia.

Si bien estos últimos años se estaban turnando Vives y Marí y Garín para hacer los espolines, ya hacía tiempo que una misma firma no tenía los dos. En 2015 y 2006 los dos espolines los firmó Vives y Marí, Garín hizo también los dos en 2003 y 2014 y Catalá los dos en 2001, 2002 y 2004.

Fotos

Vídeos