Los vendedores protestan por la suspensión de tres mercadillos en el centro

P. M. VALENCIA.

«El Ayuntamiento no nos deja montar el mercadillo ni este domingo ni el lunes junto al Mercado Central, ni tampoco el martes en la zona de Convento». El presidente de la asociación de venta no sedentaria, José Vicente Domínguez, se mostró ayer sorprendido y dolido por la decisión del gobierno municipal, que a última hora intentaba rectificar.

«Son días en los que podemos trabajar sin problemas», señaló el comerciante, para quejarse por el perjuicio económico que supondrá para unos autónomos la prohibición de colocar los puestos. «No tiene sentido porque el mismo martes, a las tres de la tarde, ya se pone en marcha el permiso para el mercadillo que se permite a la falla de Convento. Nosotros podemos estar antes».

Domínguez dijo que ha estado varios días intentando averiguar quién había tomado la decisión. «Preguntamos primero a la Policía Local por si había sido debido a una cuestión de seguridad, pero nos dijeron que era cosa de Mercados, donde a su vez nos aseguraron que se debía al bando fallero». Este documento liquida en dos líneas los mercadillos extraordinarios: «La celebración del mercado extraordinario de Pelayo y cualquier otro que resulte incompatible con el desarrollo de las Fallas, se suspenden hasta el final de las mismas», lo que rechaza Domínguez.