Últimos ensayos para la dansà popular a la Virgen

Pasos. Ensayo de Marina Civera y sus doce compañeras de la corte en el centro de mayores de Benimaclet. / jesús signes
Pasos. Ensayo de Marina Civera y sus doce compañeras de la corte en el centro de mayores de Benimaclet. / jesús signes

El tapiz floral incluirá una estampa antigua de la Valencia amurallada y se recordará el sexto centenario de la muerte de San Vicente Ferrer Marina Civera, Sara Larrazábal y sus cortes bailarán el viernes con las fallas la modalidad de balls de comptes

LOLA SORIANO

valencia. Al son del tabal i la dolçaina y con gran temple realizaron ayer las falleras mayores de Valencia, Sara Larrazábal y Marina Civera, y sus respectivas cortes los últimos días de ensayo de la dansà a la Virgen que llenará la plaza de público el próximo viernes.

Tanto las niñas como las mayores acudieron puntuales a la cita en el centro de mayores de Benimaclet para perfeccionar los pasos que han aprendido durante algo más de un mes con profesores de grupos de folklore como Quiqueries, El Forcat o Sagrantana, entre otros.

Si el pasado ejercicio «la fallera mayor infantil de Valencia y su corte bailaron balls de comptes y la fallera mayor y sus doce compañeras en cambio dansà plana, en esta ocasión, todas mostrarán sus dotes en la modalidad de balls de comptes», indica Mercedes Vilar, una de las profesoras que les ensaya. La dansà infantil será a las 20 horas y la adulta a las 23 horas. Al día siguiente, los grupos llegados de pueblos bailarán a las 18 horas y los de Valencia, tras el castillo.

En el baile del viernes sólo podrán participar cuatro parejas por cada comisión fallera

En el caso de Marina Civera, será su tercera participación en la dansà, pero será la primera en calidad de fallera mayor de Valencia. Y en el certamen de balls al carrer ha bailado en ocho ocasiones con su falla. «La dansà que siempre he bailado es la de balls de comptes y ha sido una suerte poder elegirla este año como baile», indica emocionada. Y es que Marina comenzó a participar en bailes regionales a los 10 años, cuando fue fallera mayor infantil de Barrio San José. Para un día tan importante contará como pareja con un compañero de la comisión, Hilario.

Otra curiosidad es que su hermana Paula, que varios años atrás tocaba el tabal en la dansà y que el pasado ejercicio salió en la dansà, participará el viernes con la falla Barrio de San José y el sábado en el grupo que ha invitado a Marina.

Sara Larrazábal participará por primera vez en la dansà a la Virgen aunque desde pequeña sus padres, Rosana y Gerva, la han llevado a la plaza para conocer esta tradición. Además, el pasado año se había iniciado en el grupo de su falla Bayarri-Los Isidros, pero tuvo que hacer un receso tras su nombramiento.

Jesús Signes

El ensayo general con las fallas participantes se hará mañana en el colegio Pare Catalá de Benimaclet a las 20 horas.

Cabe destacar que en la convocatoria del Ayuntamiento se ha decidido acotar la dansà que realizan las fallas a las comisiones que hayan participado en la convocatoria de balls al carrer y, además, se limita a la presencia de cuatro parejas por comisión, algo que no ha sentado bien a algunos colectivos.

Se da la circunstancia de que en la última asamblea de presidentes, varias comisiones tampoco vieron con buenos ojos que se exija que las parejas de baile sean mixtas, ya que fallas como Poeta Emilio Baró-Enrique Ginesta o Islas Canarias-Dama de Elche recordaron que en muchas comisiones hay mayoría de mujeres bailando y para poder encontrar compañeros de bailes tienen que recurrir a grupos folklóricos.

Por otro lado, ya se conoce el diseño del tapiz que lucirá en la plaza de la Virgen a partir del viernes. Un año más lo firma la empresa alicantina DecoUrba. El tapiz, que combina flores frescas y aromáticas, hará referencia al VI centenario de la muerte de San Vicente Ferrer. Como explica el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, se aprovechará la festividad para «continuar conmemorando el VI centenario, como ya ocurrió con los actos extraordinarios del pasado 27 de abril o la procesión de ahora hace un mes».

La confección incluirá una estampa que evoca la Valencia antigua, con la ciudad amurallada, y su vinculación tanto con la Mare de Déu como con el santo dominico.

En el conjunto se apreciarán unos ángeles que custodian a la Virgen. El tapiz tendrá unas medidas de 11 por 8,55 metros y estará rodeado por una cenefa con motivos florales y decorativos. Entre las flores empleadas destacará la manzanilla, sanguinarias o claveles.