Un terremoto contra el calor

Disparo de la mascletà de ayer por la tarde en la plaza del Ayuntamiento. / manuel molines
Disparo de la mascletà de ayer por la tarde en la plaza del Ayuntamiento. / manuel molines

La Cruz Roja atiende a 30 personas, 25 de ellas por lipotimias en una jornada con temperaturas casi veraniegas El disparo de Mediterránea hace las delicias de la plaza en la segunda mascletà

ÁLEX SERRANO

El disparo de Pirotecnia Mediterráneo ayer no decepcionó y entra, por mérito propio, a formar parte de ese reducido grupo de mascletaes que pueden ser designadas la mejor del disparo fallero. Como muestra, las reacciones en el balcón, donde saben mucho del plato fuerte diario de la pirotecnia fallera. «Qué burrada», «qué escándalo» o «esto no debe ser legal» fueron algunas de las exclamaciones de los asistentes al balcón municipal para vivir la segunda mascletà del ciclo josefino.

Y sí, el disparo fue legal, pero también fue potentísimo, tanto que hubo quien se tapó los oídos mientras la plaza temblaba con un terremoto final tan fuerte que temblaron los cristales de la puerta de salida al balcón del Consistorio. La plaza llevaba ya varios segundos aplaudiendo cuando la mascletà terminó con varios terremotos aéreos que hicieron las delicias de los aficionados a la pirotecnia.

LA MASCLETÀ DE HOY

Pirotecnia Alpujarreña
El tiempo de hoy

La que se marchó encantada fue, también, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, que acudió al balcón acompañada por la candidata socialista a la Alcaldía de Valencia, Sandra Gómez. Antes del disparo de la mascletà, la ministra se reunión con el alcalde, Joan Ribó, y con algunos concejales, entre ellos Giuseppe Grezzi, concejal de Movilidad Sostenible, sin que se sepa si el edil aprovechó esa reunión «informal», como la definieron fuentes municipales, para afearle a la ministra socialista la huelga de la EMT, ya que según el presidente de la empresa los trabajadores la hacen contra las leyes nacionales y, por tanto, contra ministra Valerio. Ayer, eso sí, al menos de cara a la galería, fueron todo sonrisas en el balcón municipal durante la mascletà.

Todo ello ocurrió en una mascletà disparada bajo un sol inclemente y con temperaturas que superaban los 25 grados. Mercurios casi veraniegos para el primer sábado de Fallas. Cruz Roja, así las cosas, tuvo que atender a 30 personas. Una de ellas fue evacuada por motivos psiquiátricos.

Sin embargo, la mayoría de atenciones fueron por lipotimias: 25 en total. Además, otra persona fue atendida por contusiones. A la mascletà de ayer acudieron 10 vehículos de Cruz Roja: dos ambulancias SVA, cuatro ambulancias SVB, tres vehículos de transporte y uno de coordinación. Asimismo, participaron un total de 88 voluntarios de la entidad, en concreto, tres médicos, cuatro enfermeros, 9 TES, 68 socorristas y cuatro coordinadores.

Una mascletà clásica adornada con efectos digitales protagonizará el disparo de la pirotecnia granadina, que se ha doctorado en la plaza tras varios años.