Talleres de ninots que buscan la madera de líder

Equipo de una empresa durante el modelaje de una pieza en el taller de Pérez Ballester. / lp
Equipo de una empresa durante el modelaje de una pieza en el taller de Pérez Ballester. / lp

El artista José Luis Pérez Ballester ya ha diseñado actividades de grupo para 1.500 empleados de empresas de toda Europa en un año

L. SORIANO VALENCIA.

Los artistas llevan años reivindicando el potencial de la Ciudad Fallera, que podría convertirse en un parque temático artesano único en el mundo, pero mientras las administraciones mueven o no ficha, ya hay artesanos que buscan una salida para dar a conocer su arte.

En el taller de José Luis Pérez Ballester la clave del éxito es que los asistentes que conciertan la visita interactúan y viven la experiencia en primera persona, ya que se llevan de recuerdo un ninot al que han dado forma durante cerca de dos horas.

En el extranjero conocen esta actividad como 'team building' y, como explica Pérez Ballester, «los principales clientes son empresas que traen a sus empleados como incentivos o gratificación para hacer esta actividad de modelaje».

Los participantes proceden de puntos como Nueva Zelanda, Canadá, Suiza o EE UU

Si bien las actividades de crear equipos entre los trabajadores de las empresas pueden ir orientadas a buscar tesoros o a realizar aventuras para crear alianzas o buscar líderes, en este caso, el taller de Pérez Ballester les propone introducirse en el mundo de las fallas y de los artistas.

«Se parte de un 'protoninot', ya que el tiempo que disponen para hacerlo es de una hora y media o dos horas, pero tienen que dibujar, recortar, lijar y dar acabados de pintura. Suele buscarse un motivo que esté relacionado con la actividad de la empresa o con los logos o colores corporativos».

Además, los participantes hacen una inmersión en la fiesta, para conocer qué es una falla, cuál es el proceso creativo y reciben información de actos y tradiciones como la Ofrenda o la cremà.

En el ejercicio de 2018 por el taller de este artesano ya han pasado cerca de 1.500 personas. El último grupo le visitó ayer.

Como indica el artista fallero, la mayoría de los participantes forman parte de laboratorios farmacéuticos, de empresas de distribución, alimentación y multinacionales. «La mayoría son extranjeros. Vienen de Nueva Zelanda, Canadá, Suiza y EE. UU. También hay grupos españoles, como este último que era de Cataluña».

 

Fotos

Vídeos