Sueca logra el doblete de jurado y votación en el ninot infantil

Los representantes de Sueca-Literato Azorín, con el ninot infantil indultado. :: irene marsilla/
Los representantes de Sueca-Literato Azorín, con el ninot infantil indultado. :: irene marsilla

El artista Sergio Gómez triunfa con una escena de circo y alcanza los 8.627 votos, más del doble que la segunda clasificada en el indulto popular

PACO MORENO VALENCIA.

El Vicente Ferrer del artista Pedro Rodríguez, que consiguió 17.839 votos en 2011, seguirá un año más siendo el récord de la Exposición del Ninot, aunque los 8.627 apoyos logrados por la escena de un payaso ruso y una bailarina de Sergio Gómez para Sueca-Literato Azorín triunfaron ayer con holgura en el certamen de ese año.

Tanto que más que duplicaron el número de votos del segundo clasificado, el grupo de Joan S. Blanch para Na Jordana con 3.107 votos. En tercer lugar se quedó el de Pedro Rodríguez para Ceramista Ros, con 2.157 votos sumados en los 38 días de concurso en el Museo de las Ciencias, primera edición que la Exposición recalaba en dicho lugar.

Un espacio talismán para los falleros de Sueca, que estaban al otro lado de la cinta, expectantes y con los gritos preparados, a la espera de que llegase la fallera mayor infantil de Valencia, Sofía Soler, junto a su corte de honor. Todas con polares para abrigarse del frío y la ligera lluvia que caía a esa hora.

De nada sirvió la petición de un presidente en una asamblea celebrada hace unos meses, para que se cuidara ese detalle. Sueca-Literato Azorín era la favorita por la calidad del conjunto, sus falleros lo sabían, la mayoría de los medios también aunque se guardaban la opinión para no influir en el concurso, y por eso estaban allí esperando.

En total se registraron 34.972 votos en todo el concurso. Apenas unos minutos después de recoger la preciosa pieza para ser llevada a la demarcación, cientos de falleros hicieron cola para hacer lo mismo, aunque en este caso para que sean pasto de las llamas el sábado.

Y para que no haya ninguna duda, la misma escena ha recibido también el premio de sección Especial en la votación hecha por un jurado, lo que fue desvelado hace escasas fechas. Para Juanjo Micó, uno de los cuatro presidentes de la comisión, será todo un espaldarazo para el trabajo de Sergio Gómez.

«Vino hace unos años de Alicante y lo ha intentado varias veces. Se lo merece». Ahora queda esperar la deliberación de esta noche sobre las fallas infantiles. «Vamos a por el primero», apuntó Micó, mientras se dejaba llevar por la marea humana de sus falleros hacia una de las explanadas que rodean el Museo de las Ciencias, donde la música de las bandas se mezclaba con los gritos.

«El circo...ohhh» está ambientada en el camerino de un circo ruso, con un padre payaso que se recrea pintando un león de trapo ante la atenta mirada de una niña vestida con el traje de ballet, todos ellos rodeados de una minuciosa escenografía en la que no falta el espejo, una caja de música y las estanterías llenas de muñecos.

Tras el protocolario cántico de ¡campeones, campeones!, los primeros en ser «secuestrados» por la prensa fueron la fallera mayor infantil, Irene Luque, y el presidente infantil, Nicolás Micó, quienes apenas pudieron dejar de sonreír antes las cámaras de televisión mientras explicaban en qué consistía la escena. «Es un payaso y una bailarina», decía la primera, mientras el segundo terminó dando las gracias a todos los presentes, después de recoger la escena premiada por la votación popular.

La recogida fue algo accidentada y no sólo por el peso de la pieza, que también, sino porque estaba fijada a un cable. El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, bromeó con los falleros diciendo que se quedaba en el museo, pero de eso nada. Uno de los elementos de la escena es móvil y necesita energía eléctrica para que funcione, aunque un buen estirón sirvió para soltarlo de la base de madera, donde en los alrededores estaban el resto de favoritas.

Pere Borrego, presidente de Na Jordana, estaba muy satisfecho con los 3.107 votos logrados por la escena de Joan S. Blanch. Al igual que en la falla grande, el beso es el nexo común, aunque en este caso se trata de uno de los que «sirve para quitar un disgusto» al dárselo una niña a un niño que ha recibido un premio muy bajo en las Fallas.

«Es una escena más de su fructífera obra. Estamos satisfechos y el grupo es maravilloso», dijo el representante de la falla de Especial. Na Jordana ha dominado los últimos años con primeros premios en esta competición y siempre con Joan S. Blanch como artista infantil de cabecera. Sin ir más lejos, en la pasada edición alcanzaron 10.238 votos.

Concurso abierto

La comisión tiene también muchas esperanzas en llegar hoy a lo más alto del podio. La competición está abierta y los primeros en abrir fuego han sido los de Sueca-Literato Azorín por vía doble, decisión del jurado de artistas falleros y votación popular. Todo un éxito.

El tercer cajón del podio correspondió a Ceramista Ros-Mortes Lerma con 2.157 votos. Igual que Sueca se lleva también en su 'currículum' el premio de sección por el jurado, en su caso en Primera A. Pero eso no salvará del fuego a la bella escena de un banquillo en un campo de fútbol, una de las que presentó una idea más original frente al perfeccionismo y sensibilidad de las otras dos respectivamente.

Todo eso quedó oculto por el griterío de los niños, que para eso era su premio. Incluso la fallera mayor infantil y la corte de honor llegaron acompañadas por una banda de música, como mandan los cánones falleros, demostrando la buena sonoridad de las arcadas diseñadas por Santiago Calatrava.

El formato para desvelar los premios fue el habitual, una pantalla de televisión en orden creciente de votos. El mantenedor fue el propio secretario general de la Junta, Pepe Martínez Tormo, en un acto breve y que se llevó el grito general de «¡Tenemos el indulto, tenemos el indulto!» La fallera mayor infantil recibió de manos de Sofía Soler uno de los carteles oficiales de las Fallas enmarcado, de pequeño formato, además de un abrazo antes de intentar sacar la pieza. Finalmente, fueron los presidentes quienes la alzaron a modo de copa de Champions, endulzando así el segundo puesto en la iluminación por detrás de su eterna rival, Cuba-Literato Azorín.

Para Sergio Gómez es el primer triunfo en la Exposición del Ninot. En el oficio desde 1998, ha trabajado dos años en la comisión de Malvarrosa y otros tres en Sueca-Literato Azorín, siempre en la categoría infantil, donde ayer se ganó su primer podio y un hueco merecido en el Museo Fallero situado a unos cientos de metros de la Ciudad de las Ciencias, en la sede de la Junta.

 

Fotos

Vídeos