Casas de Bárcena celebra por todo lo alto el último premio

Varios miembros de la comisión tras ir a por el galardón. :: lp/
Varios miembros de la comisión tras ir a por el galardón. :: lp

«Fue una gran alegría recibirlo porque no podíamos esperar que se acordaran de una entidad pequeña como la nuestra», reconocen

J. F./J. M. O. VALENCIA.

«Siempre llena de orgullo recibir un premio, aunque sea el último». El casal de la falla Casas de Bárcena, de la sección séptima C, vivió una noche del 17 muy distinta a lo que suelen acostumbrar. Hubo más fiesta de la habitual, puesto que cosechar un galardón se encuentra entre las situaciones a las que no están acostumbrados.

«Es un gran honor que se hayan acordado de una comisión como la nuestra, de una falla pequeña, apartada de la ciudad y perteneciente a una pedanía», reconoció a este periódico su presidente, Manolo Montalt. Si tienen que ponerle un pero a una noche que recordarán toda la vida sería el hecho «de que el premio lo consiguiera el monumento grande, ya que nos hubiera gustado más que fuera para el infantil». ¿Por qué?, muy sencillo: «los niños lo hubiesen disfrutado muchísimo más. Al final los chiquillos son el alma de la fiesta, pero un premio es un premio y está muy bien recibirlo», aclaró poco después.

Tanto agradó entre los componentes de Casas de Bárcena cosechar semejante reconocimiento que pidieron «voluntarios para ir a la entrega de premios -que tuvo lugar ayer por la mañana- y se apuntó una gran cantidad de falleros». Además, con «la alegría» que sentían de poder acudir a la plaza del Ayuntamiento como protagonistas inesperados, «muchos nos hemos hasta vestido».

El monumento galardonado lleva por lema 'Fent Soroll' y retrata la esencia de las fiestas josefinas. «Se puede a ver unos niños tirando petardos y a un grupo de músicos, todo lo que hace ruido estos días. Asimismo, hay una escena en la que un policía bebido recrimina a un conductor que conduzca borracho. Es una de las criticas de la falla», explicó Montalt.

La llamada advirtiendo del premio llegó justo a la hora de cenar, con los miembros de la comisión sentados a la mesa. El artista, Raúl Bonilla, fue quien dio la inesperada pero feliz noticia. «Para él también ha sido especial, puesto que se trata de su primer premio».

En Casas de Bárcena son 68 falleros y cuentan con un casal que se sale de la norma habitual en pleno siglo XXI. «Alquilamos una barraca todo el año. De este modo, estamos rodeados de campos por todos lados, que siempre resulta agradable y, además, hay un descampado en el que podemos plantar la falla y los niños pueden jugar sin problemas», describió por último.

Fotos

Vídeos