Maestro Gozalbo consigue el doblete en la categoría de plata

Maestro Gozalbo consigue el doblete en la categoría de plata

La obra de Manuel Algarra arrebata el primer puesto a Grabador Esteve con un relato basado en la ciudad de Venecia

A. QUEVEDO VALENCIA.

Entre lágrimas y casi sin poder articular palabra. Nervioso pero observando la belleza de su creación. Así estaba el artista Manuel Algarra anoche minutos después de saber que el monumento 'Siempre emerge lo que se sumerge', de la falla Maestro Gozalbo-Conde Altea, se alzara con el primer premio en Primera A. «Ha sido un gran reto por la perfección del monumento. Hemos logrado que perdure en la memoria de los valencianos durante mucho tiempo», comentaba entre felicitaciones y enhorabuenas. En su historia fallera, es la segunda vez que logra el primer premio en esta categoría.

Maestro Gozalbo era un río de llantos pero de auténtica felicidad. «He llorado como una niña pequeña al escuchar el nombre de mi falla. Cuando han dicho el segundo premio y no éramos nosotros, sabía que éramos los ganadores », expresaba la fallera mayor, Sofía Parera Perales. Y no es para menos, han hecho doblete con el premio de Ingenio y Gracia. «Toda mi vida he soñado ser fallera mayor y ganar el premio. Por fin, este año, se ha hecho realidad mi sueño. Es una sensación que no se puede explicar», expresaba emocionada la fallera mayor.

Eufórica, emocionada y «agradecida a todo el equipo de artistas», la fallera mayor aseguraba sentirse «explosiva como los petardos». Así estaba también la fallera mayor infantil, Amparo Pérez Morales, que saltó de alegría tras conocer la noticia. «He saltado y gritado de emoción. Estoy muy contenta», decía la pequeña. Lo que más le gusta de la falla con el lema 'Siempre emerge lo que sumerge' es «la mujer central, la del abanico», decía.

Pero el auténtico protagonista es, sin duda, Algarra, que estas fallas ha hecho historia con el oro del ninot indultat de Almirante Cadarso y el primer premio de Maestro Gozalbo. «Manolo, eres un grande y no lo vamos a olvidar nunca», decía por los micrófonos el presidente de la falla, Miguel Prim, mientras que el resto de falleros y público congregados alrededor del monumento vitoreaban «campeones, campeones».

Quinto año que participan en Primera A y tres oros. El primero fue en 2012 y revalidaron el título en 2013. El año pasado, con la espinita clavada, quedaron segundos y este año no querían defraudar con el relato veneciano y es que «Venecia tiene algo especial. Es la ciudad eterna que siempre sale a flote», apostillaba Algarra, quien expresaba que «lo celebraremos como se merece, pero estamos cansados después de la plantà». Algarra dedicó el galardón a «toda la gente que ha hecho posible que el resultado sea éste».

El presidente de Maestro Gozalbo quiso dedicarle el premio a todos los falleros que este año «no han podido estar presentes porque se han tenido que ir a trabajar al extranjero, demasiado lejos, y se les echa mucho en falta». Prim, quien además es el guionista de la historia, afirmaba que «la falla es única, perfecto. Lo que a todo fallero le gustaría tener. El día de hoy tardará mucho tiempo en superarse y olvidarse». Prim, entre llamadas de teléfono de agasajos , comentaba que «días como hoy te hacen la vida mucho más fácil».

El júbilo de Prim no era para menos. La pintura de la pieza central es «maravillosa, perfecta», comentaban entre sí Manuela y Paqui, dos turistas que se acercaron hasta la Gran Vía. «Elegante», decía una vecina del barrio. Y entre la magia de abanicos, de máscaras y de góndolas venecianas, la sátira política también está presente. «Mira, Monedero», le daba en el codo Concepción a su marido. «Si la corrupción es así de bonita, que siga habiendo corrupción», expresaba la fallera mayor, entre besos de familiares y amigos.

«Lo primero que he hecho ha sido celebrarlo con una copa de champán. Un brindis muy especial», confesaba la fallera mayor. Hasta bien entrada la madrugada, toda la comisión celebró su primer puesto. La ocasión lo merecía.

 

Fotos

Vídeos