«Las claves han sido el humor, la sátira y los acabados»

Mónica, Ramón y Carlos, en la falla. :: Fili navarrete/fmg valencia/
Mónica, Ramón y Carlos, en la falla. :: Fili navarrete/fmg valencia

Los jurados del premio coinciden en resaltar lo bien integrada que está la escena en el monumento y la caricatura que refleja

D. G. VALENCIA.

No lo han tenido fácil, pero las expertas manos y el ingenio de Pedro Santaeulalia y Miguel Prim han conseguido convencer a los jurados. «Nos ha gustado mucho el humor y la caricatura que refleja y lo bien acabado que está el quiosco», según explicó ayer Ramón Espinosa, histórico artista fallero valenciano y uno de los tres integrantes del jurado. «La expresión de humor y las frases de sátira con las que resumen los eventos que han ocurrido, y las noticias que ha contado LAS PROVINCIAS, nos han gustado de forma unánime», añadió Espinosa, quien recalcó también el «emblemático marco» escogido por los artistas para reflejar la escena, como es un quiosco de venta de prensa.

Por su parte, Mónica Palmer, fallera mayor de Valencia en 1992, se mostró «totalmente de acuerdo» con su compañero del jurado. «Cada falla ha tratado de reflejar la escena de la mejor manera posible, pero se buscaba tanto la sátira como un buen acabado y que estuviera bien integrada en el resto del monumento», comentó Palmer, que también fue fallera mayor infantil diez años antes, en 1982.

Carlos Rial, director de marketing de LAS PROVINCIAS, recalcó que la escena, estéticamente, «está muy bien rematada» y el aspecto histórico muy bien reflejado. También desveló que hubo «un poco de duelo final entre dos fallas».

 

Fotos

Vídeos