Los mercadillos, a superar un 2018 «bastante bueno»

Mercadillo en la demarcación de Convento, ayer. / jesús signes
Mercadillo en la demarcación de Convento, ayer. / jesús signes

ÁLEX SERRANO VALENCIA.

«2018 fue muy, muy bueno. Esperamos que 2019 lo mejore porque...». Mariano Martos trabaja en un puesto de recuerdos en la calle Convento Jerusalén, en la demarcación de la falla homónima de La Roqueta. Como él, cientos de empresarios y hosteleros disponen desde ayer de permiso para instalarse en las calles aledañas a las fallas más visitadas de la ciudad. Los mercadillos ya ocupan la ciudad y, en general, se enfrentan a un año que temen que sea menos rentable que el pasado año.

«A ver, en 2018 el 19 cayó en lunes y era fiesta en varios sitios, e hicimos mucho dinero ese fin de semana», comenta Adela, que trabaja en un puesto de comida en la calle del Hospital, junto a la falla de la Plaza de El Pilar. Las expectativas, por tanto, están altas entre quienes vienen a la ciudad (muchos no son de Valencia) en los días grandes de la ciudad para sacar rentabilidad a puestos de artesanía, gastronetas o bares ambulantes donde se sirven mojitos.

En el entorno de Convento se organiza uno de los mercadillos más grandes. Allí se encuentra Wen Suárez, que acude todos los años con un puesto de artesanía y juguetes para los más pequeños. Asegura que 2018 fue «muy bien», pero tiene dudas sobre 2019, «porque el lunes seguro que hay muy poca gente». Tienen hasta el día 20 para sacar rentabilidad a sus puestos.