Los mejores recuerdos de Rocío Gil y Daniela Gómez

Ofrenda. Visita de Rocío Gil a las fiestas de Segorbe, donde ella fue corte. / armando romero /fotofilmax
Ofrenda. Visita de Rocío Gil a las fiestas de Segorbe, donde ella fue corte. / armando romero /fotofilmax

Las máximas representantes de las Fallas de 2018 no olvidan el cariño mostrado en los casales, fiestas de ciudades hermanas y regalos con forma de poesíaLa fallera mayor quiere volver a ejercer la abogacía y actuará en el teatro y su compañera cursa Sexto de Primera y hará dansà en su comisión

LOLA SORIANO

valencia. Es difícil resumir un año de emociones en unos minutos, pero Rocío Gil y Daniela Gómez, falleras mayores de Valencia de 2018, tienen claro que la experiencia ha valido la pena. Esta noche realizarán el discurso de despedida en la gala de la Fonteta (20 h).

Rocío asegura que el año de reinado cambia la vida porque «pasas de ir a trabajar y hacer cosas cotidianas, a dedicarte las 24 horas del día a las Fallas, todo un orgullo».

Recuerda emocionada el día antes de la llamada del alcalde. «En el trabajo avisé que si el día 11 sonaba el teléfono en casa, no iría y así fue».

Ha vivido mil momentos gratificantes, pero recuerda con cariño cuando visitó a las fallas que no habían ido el día de los premios a recoger los palets. «Nunca antes se había hecho y estaban emocionados de que la fallera mayor fuera en persona a entregarles en el casal el estandarte. Dijeron que les compensó el tiempo de espera de recibirlo».

Si bien Rocío ya fue corte infantil y había bailado la dansà, asegura que este año ha aprendido más, «porque era la modalidad plana y es diferente. También he aprendido a tocar las castañuelas», afirma.

Durante el año de reinado ha llegado a llevar más de una docena de trajes de valenciana, el reto será pensar dónde los guarda.

Rocío ha visitado fiestas hermanas como las de Elda. «A pesar de no estar cerca de Valencia tienen una tradición fallera muy parecida y unas fallas magníficas». Como curiosidad, cuenta que «a la hora de leer los premios de fallas en Elda, siempre acude un miembro de cada comisión al pleno y todos los falleros de la comisión esperan en la calle, junto al Ayuntamiento. No me imagino eso en la plaza del Ayuntamiento».

Un momento especial fue el regreso a Segorbe como fallera mayor. Fue corte de 2010 en las fiestas y «en la visita de este verano el pueblo se volcó. Estoy contenta de cómo me recibieron», detalla.

También está muy agradecida a toda la gente que le ha entregado detalles con mucho sentimiento. «Hay mucha emociones en cada uno. Recuerdo, por ejemplo, un poema que me regaló un señor en la lectura de unos premios de Lo Rat Penat».

En cuanto a su futuro más inmediato, quiere ejercer de nuevo la abogacía en la rama de Derecho Civil y retomar la visita al gimnasio. A la pregunta de si quiere entrar en el mundo de la política, dice de forma rotunda que «no es algo que tenga a la vista a corto plazo».

Regresará a su falla de La Merced para hacer bailes regionales. Tiene muchas ganas de participar en la procesión cívica del 9 d'Octubre. Y, además, seguirá ensayando teatro, ya que el 4 de diciembre actuará en La Rambleta con el papel de 'Berta', una psicóloga de éxito.

Rocío no duda en afirmar que Daniela Gómez «es una magnífica representante de las niñas. Y podríamos hacer todo un álbum de las fotos que nos hemos hecho juntas en el coche oficial». Daniela también tiene palabras de elogio hacia Rocío. «Ha sido como una hermana mayor y me ha cuidado mucho».

La fallera mayor infantil de 2018 reconoce que le ha cambiado la vida. Ha hecho tanta amistad con las compañeras de la corte, que este verano no han faltado las fiestas del pijama o las reuniones en una piscina. Quedará pendiente hacer un viaje.

Daniela explica que «allá donde hemos ido, tanto en casales como en los pueblos, nos han tratado como reinas». Relata que ha recibido muchos obsequios «como una funda de móvil con el dibujo de mi espolín».

Afirma que cuando aterrice de nuevo en su casal participará en el teatro, volverá a hacer declamación y dansà. Este año, además, su primo Pau será el presidente infantil. Y afirma que sus compañeras del colegio y su hermana mayor han sido sus fans número uno.

Los proyectos de la corte

La corte mayor ha aprovechado el verano para hacer alguna escapadita. En el caso de Meritxell Soler fue a Mallorca con su hermana para ver a una amiga. Además, ha empezado el tercer año de residencia de cardiología y comenzará la tesis doctoral y colaboraciones con líneas de investigación. Marta Sobrino ha visitado Jávea y ha estado en una casa de campo y seguirá trabajando en el colegio Vil.la Romana.

María Uríos descansó unos días en Xeraco y visitó distintos puntos de España. Sigue trabajando en el hospital Valencia al mar como logopeda y ha retomado las clases de inglés. Estefanía Mestre ha combinado este verano el trabajo, la playa y la estancia en un chalé familiar. Va a opositar para profesora de Secundaria y se volverá a vincular a la investigación como filóloga.

Noelia Ibáñez ha veraneado en Denia y ha visitado Cullera y Madrid. Este año acabará el curso de Magisterio de Primaria y retomará el trabajo de azafata. Lucía Serrano ha disfrutado de la playa en Puebla de Farnals y va a estudiar Protocolo, Diseño y Dirección de Eventos Corporativos e Institucionales.

Laura Fabra ha viajado en vacaciones a Menorca y a la Bretaña francesa. Ahora seguirá trabajando como oftalmóloga en un hospital y en consulta privada. Lucía Villalba disfrutó del verano en Valencia y en la playa y ahora retomará los estudios de fisioterapia.

Marta Sahuquillo ha desconectado en la playa de El Puig y sigue trabajando en Pureza de María del Cid e imparte clases de inglés en el centro infantil 'La Aurora 3'. Alicia Andrés ha trabajado en verano y ha visitado Baleares y sigue como ingeniera en una empresa energética. Y Silvia Vicent fue unos días con unas amigas a Moraira y sigue trabajando en una empresa de administración de fincas.

Fotos

Vídeos