Los lateros toman la plaza

Los lateros toman la plaza

La mascletà registra un llenazo con más de 40 lipotimias, pero los hoteleros auguran una menor ocupación los días grandes de la fiesta | Los comerciantes alertan de «coches-patera» para distribuir la venta ilegal

PACO MORENO

valencia. De la parte de atrás de los coches a carritos de supermercado y desde ahí a la plaza del Ayuntamiento. Ese es el itinerario que realizarán estas Fallas decenas de miles de latas de cerveza y refrescos antes de cada mascletà, ante lo que los comerciantes del centro reclamaron ayer un mayor control de las patrullas policiales.

Los denominados «coches-patera» se pueden ver cada mañana aparcados discretamente en las calles aledañas a la plaza. «Cuando vemos alguno envíamos la foto a la policía», comentan fuentes de los comerciantes, quienes señalan el perjuicio que supone este tipo de venta ilegal a los establecimientos. «Están muy organizados y lo que hacen es robar carritos de supermercado para luego dejarlos tirados», dijeron.

Es frecuente que estas latas sean escondidas en contenedores de basura o incluso bocas de alcantarillado cuando se topan con alguna patrulla. «Luego las sacan como si nada y la venden, para que la gente sepa lo que compra», subrayaron.

Los empresarios exigen más patrullas policiales para frenar a los manteros

La venta ilegal se amplía a todo tipo de productos. La plaza del Ayuntamiento se convierte estos días en el epicentro de la fiesta, al quedar todavía unas jornadas hasta que las fallas de Especial levanten sus monumentos. «Después de la mascletà se puede ver a los vendedores en la calle San Vicente, repartidos en las aceras a ambos lados, en la ruta de salida del público», añadieron. Ayer mismo, se registró una aglomeración de público enorme para ser un día laborable, lo que se tradujo en 41 lipotimias y otras ocho personas atendidas por distintas causas.

Este problema fue uno de los tratados en una reunión esta semana en la sede de la Delegación del Gobierno, donde se reunieron mandos de la Policía Nacional, la Policía Local y distintas asociaciones de comerciantes, reparto de mercancías y otras entidades. «Se trataba de coordinar mejor todo el dispositivo para que no sucedan situaciones como zonas de carga y descarga ocupadas por churrerías o carpas», citaron como ejemplo habitual.

Este fin de semana se produce una de las pruebas de fuego de las Fallas, con las primeras verbenas y todas las comisiones realizando actividades en la calle. La patronal hotelera HOSBEC difundió ayer una previsión de la ocupación en los establecimientos estas fiestas, con la conclusión de que llegará al 73% de la capacidad de Valencia, es decir, siete puntos menos que en 2018.

Los empresarios esperan que esta cifra aumente con las reservas de última hora y apuntan a una mayor ocupación durante el siguiente fin de semana, los días 16 y 17. La coincidencia de la festividad de San José en martes, y el hecho de que este año el día 19 no sea festivo en Madrid ha provocado una caída en la ocupación de 7 puntos respecto a 2018, en que la cifra alcanzó un 80%, así como en el precio medio, que en este ejercicio será de 183 euros respecto a los 191 de lo ocurrido hace doce meses.

Las mismas fuentes indicaron que la ausencia de festivo en la capital es una de las causas de este descenso, ya que Madrid supone el principal mercado emisor nacional para la Comunitat.

El mal dato de lo que se espera para estas Fallas, salvo sorpresa de última hora, se producirá después de un resultado discrero en febrero, cuando la ocupación media en la ciudad también sufrió un ligero descenso con una media del 65,9%, respecto al 73,3% del año anterior.