El gremio de artistas convoca exámenes tras el cierre de 8 talleres y 25 jubilaciones

Los artesanos exigen que se ponga en marcha de forma urgente el plan para revitalizar la Ciudad Fallera que apoyaron todos los partidos

LOLA SORIANO

El gremio de artistas falleros no cierra estos primeros días de agosto, ya que de hecho ha organizado para hoy y mañana una convocatoria de exámenes para todos aquellos artesanos que quieran ingresar en este colectivo.

Estas pruebas de acceso se producen en un momento complicado para el sector, ya que en los últimos cinco años han cerrado al menos ocho talleres en distintos puntos de la provincia de Valencia y se han producido alrededor de 25 jubilaciones.

Además, se da la circunstancia de que el gremio lleva tiempo denunciando que sufren la competencia desleal de personas que realizan fallas sin tener talleres dados de alta y sin estar al corriente de todos los impuestos y, por eso, quieren dar una oportunidad para que la gente ingrese en el gremio y se legalice.

Según explica el responsable de Régimen Interior del gremio, Enrique Burriel, son una treintena de artistas los que han decidido inscribirse en estos exámenes que tendrán ahora una primer fase teórica. «Tendrán que dibujar un boceto, plantear una fórmula de trabajo y desglosar un hipotético presupuesto», indica Burriel.

Los exámenes prácticos se evaluarán durante las Fallas de varias ediciones, ya que tienen cinco años para plantar tres fallas en comisiones, unos proyectos que revisarán jurados nombrados por el gremio.

En la actualidad el gremio cuenta con 200 artesanos en activos, además de socios que a pesar de haberse jubilado continúan en el colectivo, pero son conscientes de que necesitan una protección de las administraciones para que el oficio no se pierda. Y es que tras las Fallas de 2018 han bajado la persiana artesanos como José Manuel Felip y Víctor Valero (Martell) y otros artistas han cerrado su taller para colaborar como expertos con otros artistas, como es el caso de José Lafarga.

La preocupación en el sector es tal, que en abril se reunieron los gremios de Valencia, Alicante y Burriana, que no se citaban desde hacía más de un año. Desde la directiva del gremio de Valencia explican que «si las administraciones no nos demuestran su apoyo real puede llegar a producirse la situación de que dentro de diez años no se pueda hacer la cena de la 'punxà' en la Ciudad Fallera porque no quedarán talleres, sino industrias de otras cosas». Exigen que se cumpla el acuerdo de todos los partidos de principios de legislatura para revitalizar la Ciudad Fallera, proteger las naves y crear una ciudad temática única en el mundo.

 

Fotos

Vídeos