Fiesta de jubilación en el taller con tarta incluida

Visita de falleros de Luis Lamarca al taller de Francisco Borja. / lp
Visita de falleros de Luis Lamarca al taller de Francisco Borja. / lp

Los falleros de Luis Lamarca organizan un acto sorpresa al artista Francisco Borja en su último año de plantà en la demarcación

LOLA SORIANO

valencia. Muchos artistas falleros consiguen perpetuarse en una plaza y plantar durante décadas las fallas grandes o infantiles en una determinada comisión. Un buen ejemplo de este caso es el de Francisco Borja Ripollés, artesano que cumple en esta edición 16 años al frente del proyecto de Luis Lamarca-Velázquez.

Este artista con taller en Burriana está firmando las últimas fallas de su trayectoria profesional, ya que tiene previsto cerrar la persiana cuando acaben las Fallas de 2019 por prejubilación. Los falleros, conocedores de que está en la recta final, quisieron darle una sorpresa y acudieron a la tradición visita del taller con una tarta en mano con 16 velas. «Es uno más de la comisión. Casualmente el primer año en esta plaza fue en 2004, cuando yo estaba de presidente, y hará su último proyecto conmigo de nuevo al frente de la falla», indica el presidente José Cantador.

El presidente de la comisión Luis Lamarca recuerda que el artista «nos ha visto festear, casarnos y tener hijos y nos ha dado muchos segundos y terceros premios de sección y dos primeros en Tercera». Cantador asegura que le tienen tanto cariño «que somos de las fallas que casi van en pleno a verle en el taller, ya que nos desplazamos 120 personas».

El protagonista explica que empezó de aprendiz en el taller de los hermanos Soro con 14 años, «a los 20 años, después de la mili, ya me establecí por cuenta propia y he estado 43 años. Ahora he empezado a tener nietos, ya no tengo la misma agilidad para subirme a andamios y a todo ello se suma que el oficio está mal y ya no es lo mismo que antes». Por todo ello, ha decidido prejubilarse a los 63 años.

En este ejercicio plantará en Luis Lamarca y también en Cádiz-Literato Azorín, 'Els Conquistadors' de Benicarló y en Padre Méndez de Torrent.

Precisamente este anuncio de despedida coincide con la celebración ayer de una charla-coloquio en la falla Maestro Gozalbo, que preside Miguel Prim, que llevaba por título 'Se muere un oficio' y que tuvo como tertulianos al artista Manuel Algarra; Vicente Lorenzo Díaz y el fallero Juan Armiñana que durante muchos años presidió la falla de Nou Campanar donde se hicieron las fallas de mayor presupuesto de la historia.