Las fallas quieren reclutar a jóvenes

Actos. Jornada de l'apuntà en la falla Pintor Stolz-Burgos. / lp
Actos. Jornada de l'apuntà en la falla Pintor Stolz-Burgos. / lp

Las comisiones potencian el acto de l'apuntà para abrir sus puertas al futuro de la fiestaExposición-Micer Mascó y Músico Espí-Escultor Fabregat realizan descuentos que incentiven la llegada de asociados

LOLA SORIANO

valencia. Las comisiones quieren tener savia nueva, entusiasmar a los niños y jóvenes para que se integren en los casales de sus barrios, por eso, estos días lanzan un llamamiento a través del festejo de l'apuntà, un acto que durante años había perdido fuelle y que ahora vuelve a servir de reclamo.

Abrir las puertas de los casales para demostrar que son grandes contenedores de cultura y tradiciones se ha convertido en la mejor herramienta para garantizar el futuro de la cantera.

Una de las comisiones que ha apostado por renovarse es Pintor Stolz-Burgos. De hecho, han realizado una transición generacional y han confiado la presidencia a tres jóvenes: Carlos Rufete; Pablo Huerta e Iván Díaz. «La anterior directiva pidió que la gente joven se implicara en la organización de la falla y hemos cogido el guante», indica Carlos Rufete.

Pintor Stolz-Burgos busca falleros para aumentar el censo de entre 14 y 35 años

Uno de los objetivos que se han marcado es hacer actos atractivos para potenciar la llegada de más jóvenes. «Lógicamente vamos a mimar a la gente mayor, pero queremos hacer actos muy diversos para tener contentas todas las franjas de edades», añaden.

En la actualidad la comisión la forman alrededor de 90 niños y 120 mayores. Si bien abren las puertas al barrio de Nou Moles en general, explican que «el tramo de edad que nos falta cubrir es sobre todo de 14 a 35 años porque tenemos un salto generacional». También detallan que algunos falleros se fueron temporalmente entre los 17 y 18 años «pero ahora con algo más de 20 han empezado a regresar».

Para animar la jornada de l'apuntà no faltaron actividades como el corte de pelo a los infantiles con diseños actuales; la pintura de caras con los personajes favoritos y actividades para realizar dibujos. Además, cocinaron dos paellas para más de 120 personas y campeonatos de truc y parchís para los mayores.

Esta comisión de l'Olivereta, además, ha decidido volver a apostar por un proyecto experimental para su falla grande y en infantil confiarán en Jorge Navarro.

En la comisión Subinspector Blas Gámez-Ángel Villena, una vez superado el primer año de vida, quieren animar al barrio a unirse al proyecto cultural. Recientemente organizaron una fiesta de l'apuntà en la calle En Corts con hinchables para los más pequeños y una globotà; quinto y tapa para los mayores y el reparto de folletos informativos por el vecindario. «Todos los niós que bajaron, fueran o no falleros, tuvieron un regalo», explica Jesús Pérez, presidente con 24 años de edad.

Cuando empezaron eran sólo 34 falleros y ahora ya han llegado a la cifra de 115. «Durante las Fallas ya se apuntaron bastantes y estos días ya se han sumado 15 más y hay 11 que nos han dicho que llevan la idea de hacerse socios», añade. Añaden que sólo tienen 20 infantiles «y, por eso, necesitamos niños y familias. Es un barrio nuevo y queremos que bajen a conocernos». Todos los viernes hacen cenas gastronómicas tematizadas y harán verbena de San Juan el 15 de junio.

En Montesa-Doctor Marañón cumplen su tercer año de vida y para l'apuntà tuvieron música de charanga; quinto y tapa; paellas y juegos tradicionales y pintura de cara para los niños. Cuando comenzaron eran 39 adultos y 5 niños y ahora ya son 70 mayores y 22 infantes. «Nos hacen falta más infantiles y juveniles para que aporten ideas y participen en playbacks, fútbol 7 «y los falleros nos están pidiendo que también programemos cursos de tabal i dolçaina», indica Miguel Ángel López, vicepresidente de la falla que preside Carlos Moriña.

En L'Antiga harán este fin de semana una fiesta de l'apuntà para niños «donde les presentamos a los componentes de la delegación de infantiles y se les pondrá el vídeo con la creación de la falla infantil de Mario Pérez». También harán para los mayores una fiesta de bienvenida a los nuevos integrantes. En la falla ganadora de Especial al menos un 35% del censo son jóvenes entre 15 y 30 años y precisan infantiles de 8 a 12 años.

En Pinedo-Tres Camins celebran que este año está entrando gente de 18 años. «Viene bien y ojalá llegarán más falleros de 18 a 30 años con ganas de vivir las fallas no sólo por la noche, porque queremos que participen», explica Quique Paredes.

En Sant Bult harán el domingo la fiesta de l'apuntà con paellas para unas 180 personas. Dentro del casal harán actividades para niños y tarde de película, como explica el presidente, Francisco López.

En Exposición-Micer Mascó no hacen acto de l'apuntà, pero sí lanzan ofertas especiales. «A los nuevos falleros se les aplica un descuento del 20% el primer año y del 10% el segundo. Si dos personas se apuntan juntas el descuento para cada una es del 25%», como explica el presidente Manolo Mas. En caso de que se apunten familas, el tercer miembro tiene un descuento del 25% y el cuarto de un 30%. En este caso, la franja de edades que menos tienen son de 8 a 10 años y mayores de 75 años.

En Músico Espí-Gabrador Fabregat también tienen descuentos interesantes. Por ejemplo, los niños menores de 2 años no pagan. En familias, hasta los 5 años, el primer paga y segundo es gratuito.

En la comisión Náquera-Lauri Volpi realizaron una fiesta de tardeo el pasado sábado con juegos para niños y tapas, truc y parchís para mayores. En esta comisión son ahora mismo medio millar de falleros «y hemos tenido la suerte de conseguir mantener a los jóvenes de 14 a 30 años e incluso han traido amigos que han acabado apuntándose y tienen su propia delegación de juveniles para organizar los actos que les gusten», comenta Amparo Salvador, secretaria de la falla que preside su marido, Ricardo Zorio.