Las fallas llegan a un festival de Arabia Saudí

Montaje de una de las seis fallas de Llongo en Arabia Saudí. / lp
Montaje de una de las seis fallas de Llongo en Arabia Saudí. / lp

Sánchez Llongo crea seis proyectos tematizados en YedaLos ninots dedicados a distintos países incluyen escenarios para espectáculos, quedarán expuestos durante seis meses y no se quemarán

LOLA SORIANOVALENCIA.

Cuando le preguntaron si quería plantar falla en Arabia Saudí se pensó que era una broma, pero es un proyecto real. Además, no es sólo una falla sino seis las que se podrán ver de forma progresiva en un festival cultural que se organiza en Yeda, la segunda ciudad más grande de Arabia Saudí.

Los proyectos los firma David Sánchez Llongo, artista de Exposición y en La Nova d'Orriols. Según detalla, «me llamaron de una empresa de Málaga, Producciones Merlin, para ver si me interesaba hacer unas fallas». La idea era crear las fallas en su taller de la Pobla de Vallbona, pero «cuando empezamos a ver el coste del transporte por barco y el tiempo, nos dimos cuenta de que era inasumible», añade.

La solución ha sido que el artista y cuatro personas de su equipo se desplacen a Riad, a 1.000 kilómetros de Yeda «para trabajar en el taller de unos decoradores locales».

Esta semana ya se ha plantado una falla que representa a España y donde no faltan iconos como una flamenca y un bailaor, una guitarra y una cabeza de toro. Y hoy se plantará la segunda, dedicada a África y que mostrará una pantera, jirafas o máscaras. En la tercera tendrá protagonismo China, con un dragón y una pagoda. La cuarta hará referencia a la India, con una cabeza de elefante y pavos reales. Nueva York será el tema central de la quinta falla con la estatua de la Libertad, Elvis Presley y un cartel de las Vegas y la última es la propia Arabia Saudí, con sus tres rascacielos más altos y al metro en construcción. «Cada falla tiene un escenario para hacer actuaciones y pirotecnia. En España actúan bailarines del ballet nacional de flamenco y el grupo Los Vivancos. Y se hacen eventos gastronómicos», indica Sánchez Llongo.

El festival, junto al mar Rojo, durará hasta el 18 de julio «pero las fallas estarán expuestas seis meses». Por ese motivo, estas fallas llevan por dentro hierro. Están hechas con corcho de más densidad y van sobre una base de hormigón. Si bien se planteó hacer la cremà de las fallas, «no comprenden que se queme el arte y por eso no se hará. Supongo que cuando pasen los seis meses se guardarán».