Las fallas más jóvenes empiezan a ganar terreno

Unión. Comisión adulta e infantil de la Nova d'Orriols. / lp
Unión. Comisión adulta e infantil de la Nova d'Orriols. / lp

La Nova d'Orriols surgió en 2007 y ya suma 650 componentes | Sirena-Delfines nació hace trece años en El Perellonet y son una gran familia, al igual que en Montesa, Menorca y V. Castell

LOLA SORIANO

valencia. Son fallas jóvenes, pero han demostrado que están suficientemente preparadas para consolidarse. Se trata de las comisiones que figuran en la tabla final del censo de la Junta Central Fallera, por ser las creadas en la última década.

Algunas de ellas no sólo se han mantenido, algo que ya es complicado, sino que además han crecido como la espuma en barrios que se han ido consolidando. Un ejemplo es la comisión Genoveva Torres-Arquitecto Tolsà. Es más conocida como la 'Nova d'Orriols' y es uno de los colectivos que ha sabido apostar fuerte por la falla y, por eso, ha logrado que los apasionados del arte fallero salgan de las rutas del centro para ver las creaciones que plantan cada año en la calle.

Empezaron en Quinta o Sexta categoría y fueron subiendo a Primera B, y ahora ya están bien situados en Primera A, donde cuentan con el artista David Sánchez Llongo.

En La Nova d'Orriols han ampliado la carpa y se han consolidado en Primera A En Montesa han pasado de 44 a 88 falleros y ofertan una apuntà gratis para niños

Como buena muestra del peso que ha alcanzado la Nova d'Orriols, cabe destacar que se fundaron en el ejercicio 2006-2007 con 70 personas, entre mayores e infantiles, en el segundo ejercicio ya eran 200 falleros «y ahora ya hemos alcanzado la cifra de 650. Es nuestro récord», explican en la comisión que presiden en una gestora Ismael Causera, Jesús Gómez, Luis Frejo y Borja Oller.

De esta cifra total, entre 260 y 270 componentes son infantiles, por tanto, tienen la continuidad garantizada. «En las exaltaciones se nos queda pequeño el escenario porque suben más de 100 niños y hay que hacer un 'tetris' para ubicarlos», argumentan desde la directiva.

Tienen un casal grande, de más de 300 metros cuadrados, pero se queda ya justo. La suerte es que no bajan todos los falleros a la vez y en la semana de Fallas tienen el desahogo de la carpa. Por cierto, hasta esta construcción efímera han tenido que ampliar en las últimas fiestas para poder atender a la demanda.

Todavía no lo han decidido, pero explican que quizá algún día se encuentren en la situación de tener que plantearse las altas de los nuevos falleros.

Uno de los actos que ha consolidado esta comisión es el 'cocido solidario' que se cocina en la falla. «A cambio, pedimos a los asistentes que aporten alimentos no perecederos y hay veces que logramos 300 kilos para la parroquia del barrio».

En esta falla han ido aumentando las actividades y así, por ejemplo, participarán en el teatro infantil el 13 de octubre a las 18.30 horas. Desde hace unos seis o siete años también tienen un grupo de bailes regionales.

La falla número 381 en el censo, Sirena-Delfines, es una de las comisiones que planta falla más alejada de la plaza del Ayuntamiento, ya que están en el último tramo de El Perellonet, en la zona de la calle Bitácora, a un paso de El Perelló.

Esta entidad nació en 2006 «porque había mucho sentimiento fallero. En este caso más o menos han mantenido el censo, con unas 60 personas. «Somos como una gran familia», explica Vicente Gabino, que comparte presidencia con Vicente Blasco, el padre de la fallera mayor.

Como curiosidad, Gabino fue el primer presidente infantil y ahora realiza la misma función compartida como adulto. Este año tienen como artista a Miguel Ángel Sandemetrio. La fallera mayor es Andrea Blasco; la representante infantil, Andrada Horti y el presidente infantil es Raúl Fernández.

En Montesa-Dr. Marañón (Nova Patraix) comenzaron la andadura con 44 falleros; el segundo año eran 63 y ahora ya son 88 componentes. Figura en el censo con el número 391 y, como quieren tener más infantiles, han lanzado una oferta irresistible. Ofrecen la posibilidad de que los niños se apunten gratis y que el adulto que le acompañe pague sólo el 50% de la cuota hasta Fallas. «es una especie de 'reapuntà'», indica Miguel Ángel López que junto con Antonio Rubiño, presiden esta comisión.

El primer año hicieron mucho ruido con una 'motomascletà' que tuvo mucho éxito y ahora no descartan preparar una concentración de motos Harley. Como anécdota el artista es uno de los dos presidentes, Antonio Rubiño.

En esta comisión hacen a nivel interno un acto donde ensalzan a los hombres de la falla. Hacen una presentación masculina «y las mujeres les acompañan al escenario con su blusón».

En Menorca-Luis Bolinches llevan el número 386 del censo. La comisión tiene 12 años de vida. Comenzaron siendo 100 falleros, aumentaron a 150 y ahora han vuelto al centenar. Como anécdota no tienen casal, porque «en la avenida de Francia los precios de alquiler son imposibles», indica José Luis Bonet. De modo que las reuniones de la junta las hacen en un bar, en el 'Tigran', cerca de un centro comercial. Reconocen que si tuvieran un casal «la gente seguro que vendría más a conocernos y se apuntaría, pero de momento no lo podemos permitir». En esta falla cuentan con Francisco Dauver como artista fallero.

Otro ejemplo es Plaza Vicent Castell Maiques, en Olivereta. Hace tres años fueron noticia porque les tocó un quinto premio de la lotería de Navidad. Con el número de censo 385, empezaron el primer año con una veintena de falleros y ahora son unos 80. Están entre el barrio de la Fuensanta y el Barrio de la Luz y recientemente han celebrado el 'mig any' con la proclamación. La fallera mayor es María de Dios Frías, esposa del presidente, Francisco Prieto. La fallera mayor infantil es Rocío Taronger y el presidente infantil, Yeray Soto y cuenta con los artistas Francisco Cuadros y David Zahonero.