El epicentro de la fiesta, completo por las Fallas

Turistas de Madrid en la falla Convento Jerusalén. /
Turistas de Madrid en la falla Convento Jerusalén.

Turistas de Bélgica, Vietnam, Rumanía, Austria o Escocia se dan cita en Valencia para vibrar con la mascletà

LOLA SORIANO VALENCIA.

Reto conseguido. Valencia ha demostrado que está preparada para recibir a los miles de visitantes en Fallas. Este fin de semana el cap i casal ya está registrado un nuevo llenazo en las calles. En el centro una hora y media antes de la mascletà ya no cabía ayer una aguja en la plaza del Ayuntamiento. Los hosteleros lograron tener las terrazas llenas antes de la mascletà y a la hora de la comida.

Llegaron en bici, patinetes eléctricos, motos de alquiler o andando y también fueron muchos los usuarios de la EMT que se quejaron del escaso servicio previsto.

La estación del AVE también trajo un desembarco de turistas, como Yolanda Acedo y un grupo de amigas que se desplazaron ayer desde Madrid para ver el proceso de la plantà de las Fallas. «Es la segunda vez que vengo a Valencia, pero es la primera ocasión en que me desplazo para conocer las Fallas. Nuestra primera parada es Convento Jerusalén, veremos varias fallas de Especial y por supuesto no nos hemos querido perder la mascletà», explica Yolanda Acedo. Para esta ocasión, la guía era Mari Carmen Robledo, vecina de Madrid que ha vivido 27 años en Utiel.

La plaza del Ayuntamiento parecía la torre de Babel, ya que había turistas que venían de Rumanía, como Julia Milos; de Austria, como Sona Resckad; de Vietnam, como Nguyen Phu Trong o de Bélgica, como Cristin Uyherhoeven.

Si bien la mayoría de extranjeros se encontraron con la mascletà por casualidad, ya que desconocían que se iba a disparar, también hubo turistas que empezaron a visitar las fallas para conocer el montaje, como Bren Mcrery, residente en Escocia que tuvo de guía a un amigo valenciano, Sergio Sobrino, que le acompañó a Cuba y Sueca. En la plaza del Ayuntamiento también había atletas como Marina Travé, de Vilafranca de Penedés, que venía a competir en Valencia, pero que aprovechó para conocer las Fallas.