El enredo de los asientos del palco VIP de la Fonteta

Fuset y Ribó, junto a otros invitados en el palco de autoridades. / radio valencia
Fuset y Ribó, junto a otros invitados en el palco de autoridades. / radio valencia

Familiares colocados junto a las falleras mayores mientras los concejales quedan dispersos

I. D. VALENCIA.

Todo acto de postín que se precie tiene una zona acotada para la ubicación de las autoridades y de aquellos invitados que deben recibir un trato preferencial. Es lo que se conoce como palco VIP, y el acto de la Fonteta, donde se desvelan los nombres de las cortes de honor, también cuenta con una serie de filas para este fin.

Hasta aquí, todo dentro de la normalidad. La sorpresa llegó este año en forma de concejales dispersos por esta grada mientras que había familiares de otras autoridades sentados junto a la que se considera la fila más importante, aquella en la que se acomodan el alcalde, Joan Ribó, y las falleras mayores salientes, Rocío Gil y Daniela Gómez.

Una situación atípica que quedó reflejada en el hecho de que la madre y la hermana del concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, gozaran de asientos preferenciales mientras que ediles del equipo de gobierno como Anaïs Menguzzato o Pilar Soriano eran desplazadas al lateral, al igual que los de la oposición Félix Crespo y Amparo Picó.

La madre y la hermana del concejal de Cultura Festiva gozaron de un puesto preferencial

Este hecho causó malestar en las filas populares, ya que cada uno de sus concejales estuvo sentado en una fila diferente en vez de en bloque, lo habitual en estos actos. Eusebio Monzó, por ejemplo, se situó más cerca del escenario que de la segunda fila VIP. Crespo atribuyó lo sucedido a «una falta de previsión o descoordinación», y añadió: «Espero que no haya sido intencionado para evitar que diéramos imagen de grupo».

Sobre la inusual presencia de su madre en el acto, Pere Fuset alegó que los ediles acuden a la Fonteta con parejas y él, en este caso, optó por su madre como acompañante tras consultarlo. «He llevado a la mujer de mi vida -explicó-. Nunca ningún familiar mío ha estado en actos u otras actividades que implicaran un gasto». Respecto a la presencia de su hermana, sentada junto a su madre, no quiso pronunciarse, limitándose a apuntar que la distribución de asientos compete a la Junta Central Fallera (JCF).

«Ha sido decisión mía», aclaró el secretario general de la entidad, Ramón Estellés, quien detalló que la primera fila se deja para las máximas autoridades, vicepresidentes de la Junta y representantes de las fiestas de Castellón y Alicante. Por protocolo, la madre de Fuset debería haberse sentado en paralelo «pero como no era posible, opté por la segunda fila». Sobre la queja del PP, comentó que no hay filas reservadas a concejales «para evitar huecos vacíos» y que las peticiones se atienden según su recepción, «no hay un bloque asignado». «Había una fecha límite y hubo solicitudes que llegaron después, por lo que hubo que ir completando espacios», añadió.

Fotos

Vídeos