Ana Ebri, corte de honor de la fallera mayor: «Como interiorista me gustaría crear un hogar digno a alguien sin casa»

Ana Ebri, corte de honor de la fallera mayor: «Como interiorista me gustaría crear un hogar digno a alguien sin casa»

Lola Soriano
LOLA SORIANO

Ana siempre ha sido muy amante de la pólvora. En su comisión hace bailes regionales y es delegada de infantiles.

-¿Cuántas cortes y falleras mayores han tenido en Isabel la Católica?

-Un montón. Como fallera mayor de Valencia, a Begoña Jiménez, y como cortes infantiles, fueron Begoña y su prima María Marcos y Laura Vilana y Macarena Bonal. Y de corte mayor, a Marta Martínez y María Marcos.

-¿Quiere seguir la estela de Begoña y ser la fallera mayor? ¿Qué cualidades tiene?

-Obviamente, sí, pero también me siento muy satisfecha de estar en la corte. Y cualidades, soy una persona muy alegre, extrovertida y amo la fiesta de las Fallas.

-Cuando era pequeña, ¿qué es lo que más le gustaba de las Fallas?

-Yo era muy petardera. Mi padre estaba conmigo cuando tiraba petardos. Y también me gustaba mucho bailar playbacks. Y me quedaba con mi padre hasta el final de las verbenas de la falla.

-¿Ha mantenido su pasión por los bailes?

-Hago bailes regionales. Me apunté el año pasado y ya sé bailar la dansà, eso que tengo adelantado. En mi presentación bailaba, aunque iba con mi traje del siglo XVIII.

-¿Hay cada vez más mujeres en el sector de la edificación?

-Sí y no sólo arquitectas o aparejadoras, también interioristas y hay electricistas mujeres. Hay que romper los moldes porque no son cosa sólo de hombres o de mujeres. Todos somos capaces de todo.

-En su trabajo, ¿con qué tarea disfruta más?

-Disfruto haciendo las mediciones. Cuando vamos con el azulete, el metro láser y te imaginas la nueva estancia en un espacio diáfano.

-Como interiorista, ¿a quién le gustaría hacerle una casa?

-Creo que a alguien que no tuviera casa, darle un hogar digno.

-¿Ha vivido en el extranjero?

-Vivo muy bien en Valencia. Tuve la oportunidad de irme de Erasmus y preferí quedarme.

-¿Si tuviera que agasajar a alguien que le cocinaría?

-Haría una buena paella, de carne o marisco o una fideuà. En la falla siempre que hay que cocinarlas, del grupo de amigas me toca a mí.

-¿Qué vinculación tiene con la Lonja de Valencia?

-Mi padre es el prior y mi abuelo lo fue antes. Es un cargo voluntario, pero te tienen que elegir. Es como el presidente de la entidad, no sólo del edificio. Se pone precio a la naranja, al cereal. La Lonja es un mercado vivo con un comité arbitrario de agentes comerciales. Cuando vienen los Reyes, el que les recibe y abre la puerta es mi padre.

-¿Su familia es fallera?

-Mis padres, de toda la vida y mi novio se hizo fallero el año pasado y le ha gustado porque se ha implicado en el área de deportes.

-Aficiones de deportes.

-Me gusta el pádel y los deportes del mar, el windsurf y el 'esnorkel'. Los practico en Xàbia.

-¿Colabora en alguna delegación?

-Soy delegada de infantiles desde hace diez años. Les preparamos meriendas y les ensayamos playbacks.

-Un artista que le guste.

-Pedro Santaeulalia.

-¿Le gustaría en el futuro ser presidenta?

-No me importaría. Hay que tener tiempo, energía y dedicación.

-Un libro...

-El 'Libro de la selva' me ha marcado mucho porque siempre he sido scout y hablábamos de la manada y los personajes. Los valores scouts de ese libro me han acompañado: compartir, no hacer a los demás lo que no te gusta que te hagan o que la felicidad no está en uno mismo sino en hacer felices a los demás.

 

Fotos

Vídeos