Cuenta atrás para las candidatas a fallera mayor

Lola Sastre, de Maestro Valls, junto a su marido, José Arce. / lp
Lola Sastre, de Maestro Valls, junto a su marido, José Arce. / lp

Lola Sastre, de 71 años, es la asistente de más edad a la preselección | Las mellizas de Pedro Cabanes y de L'Alcota-Sagunt deciden en familia cuál de las dos se presenta a la gala de elección

LOLA SORIANO

El calendario de preselecciones falleras empezará a correr el viernes y los primeros sectores en subir a sus candidatas a la pasarela son Ruzafa B, en la Sala Canal; y se suma Mislata, que serán los primeros en los Jardines del Palau.

Serán 302 jóvenes y 314 niñas las que opten a ser fallera mayor y fallera mayor infantil de Valencia en la presente edición. Entre las curiosidades de las preselecciones cabe destacar que la candidata más veterana tiene 71 años. Se trata de Lola Sastre, representante de la comisión Maestro Valls-Mario Albesa.

Esta fallera mayor explica que considera la preselección como «el último acto del reinado y hay que acudir». Cuenta con entusiasmo que «a los 19 años ya soñaba con ser fallera mayor, pero no pudo ser. Ha pasado el tiempo, y con los hijos y nietos más que criados, pensé que era buen momento para cumplir mi deseo y la familia y la falla me han apoyado en todo momento».

Durante su reinado se ha integrado a la perfección con las falleras mayores del sector. De hecho, el pasado fin de semana celebraron una fiesta del pijama y confiesa que «pasear por la calle de la Paz, camino de la Ofrenda, ha sido una emoción fuerte». En el reinado lució tres trajes, dos regalo de amigos y familia.

Lola es muy bailarina, participa en los campeonatos de parchís del sector y ahora que termina su año especial, su marido, José Arce, junto a Sonia Iborra y Daniel Vázquez, toman las riendas de la presidencia.

En el sector de Patraix, por ejemplo, la fallera mayor de más edad es Nieves Navarro, de Archiduque Carlos-Músico Gomis, de 58 años, y también ha decidido presentarse. «Este año ha salido perfecto. Y ya que te sacrificas todo el ejercicio y vas a muchos actos, algo que haces con honor, también quería ir a la preselección. Ha sido un ejercicio donde te relacionas con muchos falleros y eso también es un bagaje».

Esperanza Moreno, de 55 años y fallera de Archiduque Carlos-Chiva, también optará. «Ya tenemos los hijos criados y, aunque sabemos que es muy difícil, también podríamos representar a la mujer valenciana. Ponemos mucha ilusión y tampoco tenemos ningún tipo de presión».

Carmen López, de Plaza de Patraix, y de 56 años, en cambio ha preferido pasar el testigo a una compañera de la falla, Alicia Gómez. «No quiero quitar la oportunidad a la comisión de tener una posible representante en la corte». Añade que fue fallera mayor hace 30 años «y como no había para 2019, me presenté. Me lo he pasado en grande».

Teresa Ramón, fallera mayor de 2019 de Espartero-Ramón y Cajal, cumplirá en octubre 60 años y sí representará a su falla. «Brindé la oportunidad de que se presentara alguna compañera, pero no salió nadie, y por eso iré». Bromea al decir que «yo voy fuera de concurso, aunque no estaría mal que crearan una corte sénior». Añade que durante su año de reinado las compañeras de Roqueta-Arrancapins «me han mimado y, para que no se rompa la piña, iré para apoyarlas».

En la falla José Maestre (El Cid) hay otra curiosidad. Se presentan una madre, M.ª Pilar Fernández, y su hija Sara Martínez.

Otra anécdota es que hay dos comisiones que han tenido mellizas como falleras mayores infantiles y han tenido que decidir quién presenta candidatura. En Pedro Cabanes-Juan XXIII. Las hermanas África y Amanda Martínez han disfrutado el reinado juntas. Llegado el momento, sólo había dos opciones: decidirlo a suerte o por acuerdo. «Durante este año África ha crecido mucho y se veía más mayor y, por eso, dijo que fuera su hermana a representar a la falla». indica Rosa Lluch. En la falla L'Alcota-Sagunto, de Quart de Poblet, Irene y Lucía Zunica se encontraron con la misma disyuntiva. «Quisieron ser a la vez falleras mayores infantiles porque decían que nacieron juntas y querían disfrutar el cargo juntas. Irene dijo que prefería que fuera Lucía, que tenía mucha ilusión», comenta su madre, M.ª Carmen Carretero.

En cuanto a curiosidades de las preselecciones, Patraix, que solía celebrar el acto en los jardines del Palau, ahora lo lleva a su demarcación, el día 20 en la falla Virgen de la Cabeza. Por sectores, es el Carmen el que menor número de candidatas presenta: seis mayores y once infantiles, por tanto, las que acuden tienen una probabilidad más alta para salir. En cambio, en Benimàmet-Burjassot-Beniferri, acuden en ambos casos 17, y la probabilidad es menor.

Más información