La corte de honor de las Fallas 2019 se reparte por la ciudad de Valencia

Emoción. La tensión acumulada se tradujo en lágrimas y abrazos entre las nuevas componentes de la corte de honor, en la imagen. / jesús signes
Emoción. La tensión acumulada se tradujo en lágrimas y abrazos entre las nuevas componentes de la corte de honor, en la imagen. / jesús signes

Mislata y Xirivella logran representantes infantiles al igual que dos comisiones del Marítimo y la falla Doctor Collado, que cumple 150 años | Malilla, San José, Torrefiel, Marxalenes, Ruzafa, Castellar o el centro, entre las zonas con candidatas

LOLA SORIANO/I. DOMINGO

Faltaba una hora para la medianoche cuando el primer gran secreto de las Fallas de 2019 se desveló en la Fonteta: el nombre de las 26 jóvenes y niñas que forman parte de la corte de honor y de las que saldrán las falleras mayores del próximo ejercicio. El jurado hizo su quiniela, apostó y repartió la suerte por todo el cap i casal, del centro a las pedanías o barrios de la periferia.

Ahí está el caso de Doctor Collado, que está de aniversario ya que cumple 150 años, o Isabel la Católica, donde la suerte siempre llama a la puerta. Castellar también está de fiesta pues ha logrado meter como candidata en la corte mayor a Marta Alacreu (22 años), de la plaza Virgen de Lepanto. Y alegría también en otros municipios como Xirivella y Mislata, esta última abonada a conseguir corte.

Malilla (la misma comisión de donde salió Estefanía López como fallera mayor de Valencia en 2015), Ruzafa, Marxalenes, San José, Torrefiel, el centro histórico o el Marítimo (con dos comisiones, Rosario-Plaza Calabuig y Escalante-Marina que tendrán corte infantil) contaron el beneplácito del jurado.

Rocío Gil destacó el papel de la mujer en la fiesta: «Tenemos que liderar esta época»

Como anécdota, entre las elegidas anoche en la Fonteta hay dos hijas de presidente de comisión fallera. Por un lado, la niña Daniela Guillén, cuyo padre, Pablo, está al frente de la comisión Obispo Amigó-Cuenca; por otro, la joven Elena María Rivero (32 años), hija del presidente de Gayano Lluch.

Noticias de la Corte de Honor 2019

También ha salido Azahara Vallet, que es de la misma comisión que el secretario general de la Junta Central Fallera, Ramón Estellés. Esta comisión ya había tenido una representante infantil, Luna May Borja, en la corte de Rocío Pascual, pero ahora se estrena en la mayor.

'Juntas por un sueño' es el lema del kit de supervivencia de la corte infantil

En esta particular ruleta de ilusión también se da el caso de una hija de fallera mayor de Valencia, ya que Laura Carballeda (comisión Albacete-Marvá) es hija de Mari Carmen Mollá, máxima representante de las Fallas en 1987. Más lazos familiares. La pequeña Celia Vicedo, de la falla Conde Salvatierra-Cirilo Amorós, es sobrina de Lola Flor (FMV 2000).

La casualidad también ha querido que salga Aroa Martínez, de la de falla Sevilla-Denia, como corte de honor infantil. Es de la misma comisión que el concejal Carlos Galiana, que anoche estaba muy contento con la decisión del jurado. San Vicente-Periodista Azzati también tendrá, como mínimo, representante infantil en la corte, Marta García. Esta comisión fue noticia el pasado verano por un triste suceso ya uno de sus miembros falleció atropellado al salir de uno de los actos de la preselección.

En cuestión de edades, la mayoría de infantiles tienen entre nueve y diez años y hay dos niñas con 12 años. En el caso de las mayores, la horquilla va desde los 22 hasta los 32, aunque el 23 es el número (en este caso, edad) más repetido.

Sobre los nombres, se imponen María, Raquel, Marta y Laura que hacen doblete en infantil y mayor. Y, como anécdota, habrá dos Daniela por segundo año consecutivo en la corte pequeña.

Al cierre del acto, tanto las falleras mayores como la corte de honor de 2018 acudieron a saludar y felicitar a sus sucesoras y a entregar el llamado 'kit de superviviencia' para el próximo ejercicio fallero, una especie de maletín cuyo contenido siempre queda en secreto. En el caso de la corte infantil recibieron un maletín con el lema 'Juntas por un sueño', acompañado de una ilustración de una fallerita infantil.

Con menos duración

Más breve que otros años pero igual de intensas. Así fue anoche la despedida de las falleras mayores de Valencia, Rocío Gil y Daniela Gómez, tal y como la propia Rocío advirtió al inicio de su intervención. Advirtió que así querían dar protagonismo a las candidatas. La primera en abrir fuego fue la fallera mayor infantil, que agradeció a cada sector y agrupación el cariño y entrega que han demostrado en sus casales, algo que consiguió poner en pie a las comisiones presentes, que no dudaron en aplaudir con intensidad.

Rocío abrió la puerta a las confesiones y reconoció que una «puede estar en su mejor momento y, de repente, la vida te golpea, porque la vida no entiende de Fallas y, en esos momentos, vosotros habéis hecho que pudiera levantar la cabeza, miraros a los ojos y sonreír». Un mensaje relacionado con los momentos difíciles que atraviesa por los problemas de salud de su padre.

Acto seguido, Daniela hizo referencia al personaje principal de su falla infantil, 'El principito', y explicó que «todas las personas grandes han comenzado siendo pequeñas y aquí tenéis a 12 niñas que han demostrado lo que serán en un futuro, un ejemplo de grande y comprometidas falleras».

La fallera mayor infantil terminó el año como lo comenzó, es decir, asegurando que «ser fallero es la mejor extraescolar», un mensaje que arrancó el aplauso del público. Si bien al final del discurso hubo un momento de nervios, Rocío la arropó con un gran abrazo para que tuviera fuerzas para continuar.

La fallera mayor tuvo su minuto de gloria cuando hizo referencia al papel de la mujer de la fiesta. Se dirigió hacia las candidatas y dijo que «nunca en esta sociedad las mujeres han tenido tanto para decir y aportar. Aprovechad esta revolución para seguir demostrando que las mujeres tenemos que liderar esta época». «Tenemos la suerte de formar parte de un colectivo único en el mundo e importantísimo para nuestra ciudad, tenéis en vuestra mano la oportunidad de defenderlo con orgullo y responsabilidad», añadió.

Una despedida que fue seguida con atención por el alcalde de Valencia, Joan Ribó, que este año, a unos meses del cierre de la actual legislatura, sí que acudió a la Fonteta. Del gobierno municipal la lista se completaba con Pilar Soriano, Pere Fuset y Carlos Galiana por Compromís; Sandra Gómez y Anaïs Menguzatto por el PSPV; y Roberto Jaramillo de València en Comú. Por parte de Ciudadanos, Amparo Picó, y por el PP, Eusebio Monzó, Félix Crespo y Lourdes Bernal, sentados en filas separadas.

En la antesala del espectáculo se vio a numerosas falleras mayores como Sofía Soler, Ariadna Galán, Carla González o Laura Caballero, ya que este año tenía a una prima, Ana Molina, como candidata. También las representantes de 2017, Raquel Alario y Clara Parejo.

 

Fotos

Vídeos