El Consistorio retrasa el permiso de actividad y gastronetas de la falla Telefónica en la calle Xàtiva

Plantà del monumento de la Falla Telefónica. /J. Signes
Plantà del monumento de la Falla Telefónica. / J. Signes

La comisión no tendrá el visto bueno hasta el día 16 y se ha quedado sin realizar el concurso de paellas para 400 personas en la calle

LOLA SORIANO

Los falleros de Ribera-Convento de Santa Clara (Telefónica) se han quedado compuestos y sin permisos. El Ayuntamiento de Valencia no les ha dado el visto bueno para tener ya una zona de actividades donde disfrutar del programa de festejos, como sí tienen el resto de fallas. Los falleros, que están preocupados con la situación, no recibirán el permiso hasta el 16 de marzo, si no hay cambios de última hora.

Cabe recordar que el pasado ejercicio el Consistorio ya decidió cambiar de ubicación la zona de plantà y de actividades de esta comisión, que pasó de tener un espacio reservado en Marqués de Sotelo con Convento de Santa Clara, a tener la falla junto al instituto Luis Vives y las actividades y venta de productos en Xàtiva.

La cuestión es que el año pasado ya negociaron los espacios y ahora se quedan de nuevo sin un sitio para desarrollar sus actividades, ya que no podrán disfrutar de este lugar -donde ya se retiró el parador de la falla Convento- hasta el 16 de marzo. Al parecer, los falleros habían desestimado hacer una verbena para que el resto de permisos llegaran, pero no ha sido así.

El área de Movilidad no ha dado su aprobación para que la comisión utilice el espacio esta semana

La decisión no ha sentado nada bien a los componentes de la comisión, ya que hoy mismo tenían programado un concurso de paellas para 400 personas en la calle y ya tenían comprados los ingredientes y tendrán que hacer malabares para trasladar el acto al interior del casal.

De igual modo, no podrán poner las gastronetas o foodtruck en el lateral de la calle Xàtiva hasta el 16 de marzo, cuando el permiso para instalarlas en el resto de fallas comienza el 12 de marzo.

Esto supondrá más de un quebradero de cabeza para la falla Telefónica, ya que tenían cerrados los contratos con los propietarios de las gastronetas y esto descuadrará las cuentas de la comisión.

Los falleros no entienden la decisión, cuando además, hoy ya se acotará una zona de Xàtiva para que entren piezas de la falla.

El permiso no llegará antes porque no hay informe del área de Movilidad que dirige el edil Giuseppe Grezzi. El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, explicó ayer que «he tratado de defender los intereses de la falla. He contactado con Movilidad para que reconsideren la situación y me consta que lo mirarán. Y entiendo que la vía es complicada».