Comisiones que juegan fuerte por los monumentos

Plantà. Proyecto de la falla de Arzobispo Olaechea-San Marcelino de 2018 de Paco Torres. / enrique gutiérrez grau
Plantà. Proyecto de la falla de Arzobispo Olaechea-San Marcelino de 2018 de Paco Torres. / enrique gutiérrez grau

La clasificación contempla subidas de presupuesto y de secciónSan Marcelino dobla su inversión con el apoyo de un patrocinador y Conde Salvatierra aumenta las partidas tras adquirir su casal

LOLA SORIANO

valencia. El espíritu de la campaña iniciada por algunos artistas y falleros de 'Volem falla', que reivindica la necesidad de invertir más en las fallas, ha empezado a calar en las comisiones. De hecho, este año son muchos los casales que han querido demostrar que juegan fuerte por este arte efímero y han subido su inversión de forma significativa.

Se trata de un fenómeno que se ha registrado en muchas secciones y que podría marcar la tendencia de cara a próximas ediciones. Una de las comisiones que ha despegado, con una subida espectacular, es Arzobispo Olaechea-San Marcelino. La falla grande sigue militando en Primera A, pero el presupuesto ha pasado de los 43.000 euros de la pasada edición a 85.000 euros.

La presidenta, Silvia Atienza, explica que se debe «al esfuerzo de la comisión. Hace diez años cumplimos el 50 aniversario y hemos mantenido el censo. Somos 380 falleros». Además, han tenido la buena fortuna de encontrar un apoyo. «Tenemos un patrocinador del sector inmobiliario que ha querido apostar por el monumento», añade.

Serranos refuerza la partida para apostar por Paco Giner

Además, este año dan la 'alternativa' a dos artistas que plantan por primera vez en Valencia con firma propia: Salva Bañuls y Néstor Ruiz. «Son discípulos de Julio Monterrubio y como este gran artista se ha jubilado, hemos apostado por estos dos chicos que se estrenan en Primera A como 'Plantadeu'», comenta Silvia Atienza, que se estrena este año también como presidenta.

Atienza recuerda que su comisión es muy dinámica, «ganamos el año pasado la obra principal del concurso de teatro. Este año participamos en infantil, juvenil y principal y también en el concurso de presentaciones y queremos que la gente no sólo vaya a visitar las fallas del centro, sino que vengan a ver la apuesta que hacemos por las fallas en los barrios».

En Conde Salvatierra-Cirilo Amorós, el presidente Vicente Fuster, detalla que este ejercicio «hemos subido un 30% cada uno de los proyectos». La falla infantil ha pasado de los 16.000 euros del pasado año a los 21.000 euros en 2019 y la falla grande, que firmará Javier Álvarez-Sala (Javito), pasa de los 28.500 euros de 2018 a 32.000 euros.

Fuster indica que durante algunos ejercicios han tenido que compartir su atención a los monumentos con la compra y reforma del casal, pero ahora «la idea es ir subiendo entre un 15% y un 20% el presupuesto cada año». Con esta subida han colocado el proyecto infantil de Grego Acebedo en Especial y el próximo año quieren llevar la falla grande a Primera A. Fuster apunta que la subida no se debe a la llegada de nuevos patrocinadores. «Es por el esfuerzo de los falleros. Somos más de 600 falleros y el secreto es crear muchas actividades para que se mantenga el censo».

En Na Jordana, por ejemplo, pasan de invertir 113.00 euros del año pasado a 140.0000 euros en la falla grande y la infantil sube de Primera a Especial, con Miguel Hache. En 2018 el proyecto costó 15.000 euros y ahora llega a 22.000 euros. «Ha aumentado el censo, con 12 miembros más y sus consortes y cada céntimo que llega nuevo lo invertimos en la falla. Además, se debe al esfuerzo cada año de los falleros, que buscamos hasta debajo de las piedras», comenta el presidente, Pere Borrego.

En Exposición la falla grande sube de 120.000 euros a 130.000 euros y en infantil, tendrán la segunda más cara de Especial. El pasado ejercicio invirtieron 20.000 euros y ahora 28.500 euros. «Tras años duros, por la deuda que generó la anterior gestión, vamos recuperando terreno. Además, hay pasión en el barrio por ser fallero de Exposición y en tres años el censo ha aumentado un 30%», explica el presidente, Manolo Mas. Y a ello hay que unir que, «a los tradicionales patrocinadores de refrescos y bebidas, se suma ahora una constructora, una academia de idiomas y una empresa de maquinaria médica», añade satisfecho Mas.

También ha aumentado su apuesta Zapadores-Vicente Lleó. La falla grande pasa de 22.000 euros a 28.000 euros. El motivo es la celebración del 75 aniversario. «Hemos querido hacer un esfuerzo para esta celebración con más presupuesto en la falla y con actos como una semana cultural o un homenaje con falleras mayores y presidentes de varios años que se hará el 1 de febrero», comenta Rubén Ramo. En su segundo año de presidente ya subieron «la falla infantil a Especial y la grande pasó de Tercera B a Primera B. En lugar de apostar por la verbena, pensamos en las fallas».

En Azcárraga-Fernando el Católico, la falla grande crece de 16.000 euros a 21.000 euros, en Segunda A. La subida además de por el esfuerzo fallero, se justifica por la celebración del 75 aniversario. «Hemos estado ahorrando durante diez años y hemos aumentado partidas como iluminación; el número de músicos y para las fallas», indica el presidente, Antonio Alapuz. «Firmará los dos proyectos Vicente Torres, que es una apuesta de futuro», añade.

En Serranos-Los Fueros el proyecto grande de 2018 costó 18.500 euros y este año se invierten 24.000 euros. «Decidimos subir el presupuesto porque confiamos en Paco Giner y queremos tener mejor falla. Estamos a favor de la campaña 'Volem falla'», explica Amparo Prats.

En la última sección, Octava C, cabe destacar el esfuerzo de fallas como Padre Luis Navarro-Remonta o Blasco Ibáñez. En este último caso, la falla grande pasa de una inversión de 600 euros a 1.800 euros, para poder entrar a concurso y en infantil sube de 200 euros a 600 euros. «Nos hemos tenido que ajustar el cinturón en otras partidas. Ya nos quitamos hace año la pirotecnia y ahora no tendremos banda de música para la Ofrenda e iremos con tabal i dolçaina porque somos 49 falleros», indica Joaquín Darder, que no duda en hacer un llamamiento para que se apunten más falleros.

Tampoco hay que olvidar en Especial que Convento Jerusalén sube de 200.000 euros a 230.000 euros en Especial y en la falla infantil, de 34.000 euros a 36.000 euros, también en la máxima categoría.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos