Las comisiones invertirán medio millón de euros más en fallas

Visitas. Proyecto de Paco Torres en la plaza del Pilar / manuel molines
Visitas. Proyecto de Paco Torres en la plaza del Pilar / manuel molines

La Interagrupación y los artistas piden que la Generalitat se sume al esfuerzo con ayudas y que el Consistorio suba más su aportación

LOLA SORIANO

valencia. Las comisiones se han rascado los bolsillos para invertir este año medio millón de euros más en las fallas para dejar claro que son el centro y la esencia de la fiesta. Las 382 comisiones de la Junta Central Fallera -incluyendo en esta lista a la nueva que está a punto de ratificarse en Quatre Carreres- se gastarán en 2019 un total de 7.673.949 euros (casi un 8% más).

Las comisiones subirán en 2019 sus presupuestos para las fallas grandes hasta los 5.784.591,88 euros, es decir, un 7,5% más que en 2018, mientras que en las fallas infantiles el aumento es todavía mayor, de 1.889.357,26 euros (un 9,38% más).

Los datos fueron facilitados ayer por la concejalía de Cultura Festiva, tras recopilar todos los contratos de las comisiones que servirán para preparar la clasificación de fallas. Estos datos significan el mayor incremento interanual en una década, después de años de grandes disminuciones en los presupuestos destinados a Fallas, con bajadas en algunas ediciones superiores al 12%.

El gremio de artistas espera que la subida presupuestaria se aplique de forma progresiva

El pasado año ya se confirmó una tímida recuperación, ya que hubo una subida del 2%. Esta mejora se traducirá en que recibirán más dinero del Ayuntamiento, porque la subvención a las fallas es del 25% del coste total. Lo que sí que está claro es que se ha producido un esfuerzo de los falleros que, desde la concejalía de Pere Fuset atribuyen, por un lado, a la clasificación de fallas, y por otro, a la campaña promovida por artistas y amantes de la fiesta conocida como 'Volem falla' y en la que se reivindica una mayor apuesta por la falla. Algunos de los artistas difusores de la campaña, como Raúl Martínez (Chuky), explican que «en algunas fallas se ha notado cierta subida, aunque tímida. Se nota el esfuerzo y esperamos que sea el inicio de un buen camino».

En el caso de la reestructuración de la clasificación de fallas, cabe recordar que fue el presidente de la Interagrupación, Jesús Hernández, el que encargó un estudio a un equipo capitaneado por el fallero y artista Jordi Palanca, para crear nuevas secciones -cuatro más en grandes y la misma cifra en infantil-, y conseguir más premios -de hecho, el Consistorio ahora premia al primer, segundo y tercer premio de Ingenio y Gracia-. «Estamos satisfechos de que el trabajo que se impulsó desde la Interagrupación para mejorar la distribución de secciones y las inversiones esté dando su fruto», indicó el presidente, Jesús Hernández.

Fuset también aplaudió el aumento de la inversión. «Todas las partes han sido capaces de consensuar nuevas reglas de clasificación, que ya en 2018 supusieron un aliciente para la mayor flexibilidad en la elección de la sección donde quieren competir. Se han esforzado», indicó el edil.

La clasificación implica que las fallas necesitan una mayor inversión para entrar en las secciones. Por ejemplo, en 2018 las comisiones que querían estar en Especial tenían que contar con 80.000 euros, en cambio, para este ejercicio el mínimo es de 85.000 euros. En Primera A se necesitaban 31.000 euros y ahora serán 2.000 más o en Primera B, el mínimo serán 20.501 euros y al máximo sube a 35.000 euros.

También ha sido un paso positivo el acuerdo que los agentes falleros, los artistas y la Junta cerraron en junio para establecer una inversión mínima en fallas grandes de 1.800 euros, ya que el pasado ejercicio en la última sección, Octava C, la inversión mínima fue de 600 euros. En el caso de las infantiles, en 2018 la falla con menos presupuesto, en la sección 22, fue de 200 euros, y este año el mínimo marcado para concursar sube a 600 euros. Según el concejal Pere Fuset, la apuesta de fijar mínimos «fue una apuesta debatida, pero que se ha demostrado efectiva».

En este cambio de 'chip' ha sido significativa la subida del presupuesto destinado a las fallas municipales de 2019. El Ayuntamiento ha dado ejemplo y la falla grande pasará de los 170.000 euros de 2018 a 205.000 euros y la infantil de 25.000 euros a 28.500 euros, pero no hay que perder de vista que esta medida se ha producido en la cuenta atrás para las elecciones de mayo de 2019.

Reivindicaciones

Las comisiones han querido arrimar el hombro, pero no han dejado aparcadas sus reivindicaciones. Por eso, desde la Interagrupación explican que «el esfuerzo de los falleros está claro, pero generamos un impacto económico que en 2008 se cifró en 800 millones de euros y la inversión que hace la Generalitat en la fiesta más importante es del 0%».

Pide sentarse a hablar con los representantes de institución «porque en toda la Comunitat somos 906 fallas. Si destinarán 10 millones de euros para todos los colectivos o para pagar a las bandas de música que participan en nuestros actos, se mejoraría mucho». También opina que el Consistorio «podía subir al 5% la inversión en las fallas de su presupuesto global», indica. Así, si este año el presupuesto municipal es de 1.044 millones, serían 104.

Por su parte, el maestro mayor del gremio de artistas, José Ramón Espuig, asegura que el aumento «nos parece bien, pero dudo mucho que sea así, porque nosotros tenemos una primera referencia con los contratos sellados en el gremio. De hecho, en muchos talleres nos han mantenido precios».

A pesar de ello, se muestra positivo y afirma que «ojalá continúen subiendo los presupuestos y se revierta la situación porque si no el futuro de los artistas no sé cuál será».

Espuig también pide que la Generalitat se implique «por la cantidad de turismo que atraemos, y que dé subvenciones».

 

Fotos

Vídeos