Antifraude investiga a Fuset por fraccionar de nuevo contratos

Antifraude investiga a Fuset por fraccionar de nuevo contratos

La Agencia ha pedido al Consistorio datos sobre los trabajos del museo fallero tras la denuncia de un asesor popular

LOLA SORIANO VALENCIA.

La Agencia Valenciana Antifraude está investigando a la concejalía de Cultura Festiva que preside Pere Fuset por el fraccionamiento de contratos en unos trabajos de mejora del museo fallero de Valencia tras la denuncia presentada por un asesor popular.

La reforma se centró en unas actuaciones para frenar las humedades que padece el edificio ubicado en Monteolivete y para pintar las salas expositivas que albergan los ninots indultados y carteles de Fallas. Según denunció ya en su momento el concejal popular Félix Crespo estos trabajos se habían realizado sin concurso público, mediante fraccionamientos de contratos y por un valor total de 300.000 euros. De hecho, el edil popular ya explicó que en esta reforma se llevaban contratadas trece empresas y se habían realizado dieciséis contratos menores con varios fraccionamientos. Incluso Crespo ya apuntó que esta misma tramitación irregular se había efectuado en la reforma del museo del Corpus de Valencia con un montante de 130.000 euros.

Tras la denuncia recibida en la Agencia Valenciana Antifraude y después de estudiar el caso, este organismo ha iniciado un expediente de investigación y ha requerido al Consistorio cuatro expedientes que están relacionados con los trabajos de mejora realizados en el citado museo fallero. También se ha solicitado copia de facturas de dos empresas que han realizado reparaciones en el inmueble municipal.

Los contratos fraccionados en las mejoras del museo fallero ascendieron a 300.000 euros

La petición formal llegó al Ayuntamiento el pasado 25 de mayo y la entrega de la documentación requerida tenía que ser remitida en un plazo de diez días. Cabe destacar que contra la resolución que se acuerde no cabe recurso, aunque sí alegaciones que se estudiarán durante el procedimiento.

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, reconoció ayer durante una rueda de prensa el requerimiento realizado por la Agencia Valenciana Antifraude por el tema del fraccionamiento de contratos referidos al museo fallero y trató de restar importancia al tema. De hecho, insinuó, sin citar a la persona, que se trata de una denuncia más de un asesor del grupo popular, en referencia a Luis Salom.

A la pregunta de si le preocupaba la investigación que se está efectuando desde la Agencia Valenciana Antifraude, el concejal Pere Fuset mantuvo una disposición tranquila y dijo que «investiguen, sin ningún tipo de problema».

Fuset afirmó que responde a «una oleada de denuncias de la misma persona y se archivará»

Acto seguido volvió a hacer referencia de modo indirecto al denunciante y afirmó que «lo que está claro es que hay una oleada de denuncias que proviene de la misma persona». También añadió que «tiene derecho a ejercer una labor fiscalizadora» y se atrevió a pronosticar el futuro de la denuncia. Fuset comentó que «se van a ir archivando como el resto que ha presentado. Ese será el destino de la denuncia».

Llama la atención que Fuset ya dio una respuesta similar la pasada semana, durante la presentación de una web sobre fiestas de Valencia. En este caso, se le preguntó por la citación al alcalde de Valencia, Joan Ribó, por no informar al PP sobre la encuesta fallera, y el edil afirmó que la denuncia formaba parte de la «estrategia global del PP que está denunciado todo porque no se dedica a hacer política sino a otra cosa». Y añadió que confiaba que se archivara la citada causa.

Si bien el concejal de Cultura Festiva trata de quitar hierro al asunto y argumenta que acabará en archivo, como ocurrió con la denuncia sobre el fraccionamiento del buzón real y la plataforma que realizó un artista para la cabalgata de Reyes para no superar los 18.000 euros, la realidad es que la concejalía mantiene varios frentes abiertos.

Uno de los casos por los que el concejal Pere Fuset está siendo investigado aunque todavía no ha sido citado para declarar es el fraccionamiento de contratos para los servicios de refuerzo de personal para la preparación de fiestas y eventos diversos como Expojove; la Feria de Julio; el 9 d'Octubre; la festividad de la Virgen o el Corpus. Y es que la jueza de Instrucción número 2 está investigando los contratos de organización de eventos que ascendía a una cuantía de 218.061 euros en el periodo comprendido entre abril de 2016 y hasta el pasado mes de febrero.

Como denunciaron en su momento desde el grupo popular, el contrato que había para el personal de apoyo que montaba los festejos caducó en abril de 2016 y, como el concurso que se inició posteriormente se declaró desierto, se fueron encadenando contratos menores. De hecho, el juzgado encargó a la Policía un informe acerca de los beneficiarios de esas adjudicaciones para averiguar si existe una conexión entre el concejal y los empresarios que obtuvieron los encargos.

Otro tema que está en el juzgado es la contratación de los carteles de Fallas de 2017. El juzgado de Instrucción número 20 de Valencia inició unas diligencias para investigar por qué se adjudicó primero la creatividad del cartel por un importe superior a los 4.500 euros para luego facturar cerca de 20.000 euros por diferentes trabajos, entre ellos con la adaptación del diseño al plan de medios de comunicación. Y es que en la legislatura anterior esos trabajos ya se incluían en el objeto del primer contrato.

Un tercer asunto que está en el juzgado es la instalación de la pasarela peatonal elevada para sortear el recorrido de la Ofrenda de Fallas en la calle San Vicente, ya que se instaló sin la supervisión de Bomberos, Movilidad ni Fiestas.

El cuarto asunto que se ha remitido a juzgado es la falta de remisión de información sobre la encuesta fallera a los populares, una denuncia que generó 300 folios de documentación porque estos pidieron tener acceso por nota interior, en comisión y en pregunta de pleno.

Más

Fotos

Vídeos