La Especial apuesta por el ninot tradicional

El ninot de Convento Jerusalén. :: jesús signes/
El ninot de Convento Jerusalén. :: jesús signes

La exposición arranca mañana en el Museo de las Ciencias

ISABEL DOMINGO

valencia. Los ninots ya han saltado al ruedo de los flashes, los comentarios y las puntuaciones que permitirán a dos de ellos salvarse de las llamas el próximo 19 de marzo gracias al indulto de la votación popular. La Exposición del Ninot, que este año estrena ubicación (el Museo de las Ciencias), arranca mañana en una superficie de más de 2.500 cuadrados.

Durante tres días las comisiones han llevado sus propuestas al Salón Arquerías, que ayer cerró sus puertas para terminar de acondicionar el espacio ya con los ninots en el interior. De ahí que fuera jornada de trasiego, camiones y prisas (especialmente por la tarde) en el Museo de las Ciencias, donde un photocall recibía a las figuras y sus portadores. Foto a derecha e izquierda, ahora con las falleras mayores, después con el equipo del artista y, de fondo, los comentarios de curiosos y de miembros de otras comisiones.

Los ninots más esperados fueron los de la Sección Especial, que tenían que cerrar las tres jornadas habilitadas para la recepción. Por cierto, la organización dispuso un acceso para las figuras de las fallas infantiles y otro para las grandes, lo que fue un acierto ya que mejoró la entrada de los ninots y evitó colapsos. Eso sí, a pesar de contar con un día más hubo comisiones que apuraron y entregaron su figura rozando las 20.30 horas.

De las más madrugadoras fue, hablando de Especial, Reino de Valencia-Duque de Calabria, pues Sergi Musoles depositó su escena de 'Anem a fer... historia' a mediodía. Lo mismo hizo la comisión Sueca-Literato Azorín (obra de Javier Álvarez-Sala), con la representación de dos integrantes de un circo: una bailarina y el hombre fuerte. Su vecina Cuba-Literato Azorín apostó por el 'Calla canalla' de un marinero gracias al trabajo de Carlos Carsí. Eso sí, se descubrió por la tarde.

Sin embargo, las personas mayores y las escenas costumbristas copan las propuestas de las comisiones de la máxima categoría. Es el caso de Almirante Cadarso-Conde Altea, donde Manolo Algarra (que aspira a revalidar título) ha creado la figura de un labrador valenciano que toca la guitarra acompañado por una niña y un perro.

Una pareja de ancianos, vestidos de valencianos y con Cupido mirando, es la apuesta de José Lafarga para Na Jordana. Tanto el ninot grande como el infantil (creación de Joan S. Blanch) giran alrededor de la temática de los besos: la primera con 'Què hi ha al darrere d'un bes?' y la segunda con 'Muac'.

Una idea similar es la que trae Convento Jerusalén-Matemático Marzal de la mano de Pedro Santaeulalia y su 'El millor el meu': una pareja de mayores que se mira embelesada mientras sostiene un libro. Porque, como reza el cartel, «Com el primer amor, cap».

En L'Antiga, otro Santaeulalia (esta vez Alejandro) presenta a un anciano amordazado, y sentado en una caja de cohetes, por el personaje del 'Joker' para un monumento que lleva por lema 'Malèfics'.

En una línea completamente diferente se sitúa Federico Mistral-Murta en su primera incursión en la máxima categoría de las Fallas. El trabajo de Carlos Albadalejo lleva por título 'Eva' y la figura que el público podrá ver en la Exposición del Ninot es un dios mitológico ofreciendo una manzana a una mujer.

También desfiló Vicente Martínez con su propuesta de un Felipe VI como jinete de caballos con la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin asomando por una esquina para la falla Mercado Central. Fue la única escena de Especial que ha optado por personajes públicos.

La llegada de los ninots de la Plaza del Pilar (con león del Congreso incluido) y de Malvarrosa-Ponz-Cavite estuvo acompañada de exclamaciones porque los asistentes reconocieron las líneas y el sello de Pere Baenas y Antonio Verdugo, respectivamente. El hada de Paco Giner para Exposición-Micer Mascó duerme en la sala desde el martes.

Fotos

Vídeos